¿Por qué existen los antivacunas?

16/08/2019

Oscar Bottasso, miembro del Comité de Ética de la Investigación de la UNR, puso en tema las razones por las que una teoría rebatida sigue presente

Autor:
Redacción web

Ante el rebrote de algunas enfermedades que parecían controladas, un nuevo debate se abrió en el ámbito de la salud en particular en lo que hace a la importancia de la vacunación para reducir los riesgos de que se desaten epidemias, ya que cada vez son más las personas que dudan de los beneficios de la vacunación y evitan la aplicación.

Como recientemente advirtió la Organización Mundial de la Salud (OMS), "la oposición a la administración de vacunas amenaza el progreso que se ha hecho para tratar las enfermedades prevenibles por inmunización". Hoy, las vacunas previenen la muerte de hasta 3 millones de individuos por año, y si más personas accedieran a ellas se podrían evitar 1,5 millón de muertes más.

Al respecto, el Dr. Oscar Bottasso, investigador, director del Instituto de Inmunología Clínica y Experimental de Rosario dependiente de la Universidad Nacional de Rosario y Conicet, explicó en ABC Universidad el impacto que han tenido las vacunas en las últimas décadas y remarcó la necesidad de ampliar la cobertura.

Según recordó, el origen del problema de la negativa a las vacunas se remonta a 1998, cuando un estudio fraudulento publicado en una revista científica aportó argumentos para aquellos que descreen del real valor de las vacunas. Tiempo después salió a la luz el engaño, pero el daño ya estaba hecho. 

Toda esta negativa de que las vacunas son malas no goza de la evidencia científica como para instalar una suerte de creencia que no tienen ningún asidero. El beneficio de la vacuna es una victoria, por encima de lo que pueda traer. Los efectos indeseables son mínimos, aislados”, advirtió.

Bottasso se mostró preocupado por la falta de concientización que hay en una parte de la población. "Es necesario que la gente se vacune para poder evitar las epidemias”, insistió.

Cuando existe una vacuna capaz de prevenir una enfermedad siempre es mejor inmunizarse, antes que padecer la infección”, completó.