Una fría primavera electoral

30/07/2019

A pesar de las iniciativas del Gobierno Nacional a semanas de las elecciones, en Santa Fe las mismas no logran que se repunte la crónica caída del consumo

Autor:
Alejandro Arnoletti

A pesar de los esfuerzos del Gobierno Nacional por tratar de repuntar el consumo a semanas de las PASO, el plan “Primavera Electoral” no encuentra sus frutos en la provincia. La caída del poder adquisitivo de los asalariados, el crecimiento del desempleo y el constante cierre de empresas no permiten que esta idea pueda plasmarse en la realidad. Los números son contundentes.

Según datos del Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz, el sexto mes de 2019 fue el peor junio en los últimos 12 años en ventas de automóviles 0km para la provincia. Si bien logró atenuar la caída y que sea menor a la registrada en meses anteriores, sigue siendo significativa. En los pasados 30 días se vendieron 3302 unidades, un 39,3 por ciento menos que en el mismo mes de 2018.

La venta en supermercados tampoco logra repuntar. Mayo tuvo el noveno mes consecutivo de caída superior al 10 por ciento en ventas reales. “Electrónicos y artículos para el hogar” e “Indumentaria, calzado y textiles para el hogar” fueron los rubros más golpeados y los que más ayudaron para que la baja global sea del 18,1 por ciento.

El consumo de energía eléctrica volvió a derrumbarse. La caída interanual fue de un 8 por ciento, revirtiendo la tendencia que marcaba una desaceleración entre marzo y mayo de este año. En la comparación interanual, los 1.010.454 megavatios hora representa un 8 por ciento menos que el mismo mes del año anterior. La provincia tiene una participación del 9 por ciento en la demanda nacional de la energía eléctrica.

También la utilización de la tarjeta de crédito tiene números rojos, a pesar de ser el principal financiamiento para el consumo. Esto va de la mano con los créditos prendarios y los préstamos personales, que se encuentran también en niveles bajos desde principios de 2018.

El único indicador positivo estuvo dado por el nivel de confianza. Si bien continúa siendo bajo, junio otorgó un aumento interanual del 1 por ciento en el interior del país.

Los planes impulsados por el Gobierno con la intención de reactivar el consumo hasta antes de las elecciones hasta ahora no lograron generar impactos considerables. De los Precios Esenciales, el diferimiento del aumento de tarifas, los créditos ANSES y el Plan junio 0km, solo este último ha logrado al menos una disminución en la caída de patentamientos. El resto de ellos fue víctima del deterioro en la masa salarial y el sobreendeudamiento de las familias.

Entre agosto de 2018 y 2019 las ventas crecieron por debajo de los precios y desde septiembre de 2018 a la actualidad, la caída real interanual superó en forma continua el 13 por ciento. Las ventas en Santa Fe a precios corrientes para mayo de 2018 sumaron un total de 2471 millones de pesos. Esto significa un crecimiento interanual del 47 por ciento, pero con una inflación acumulada del 79 por ciento. A precios constantes de abril de 2016 las ventas sufrieron una baja del 18 por ciento interanual.

Los rubros con mayor crecimiento en las ventas a precios constantes en la provincia fueron “Carnes” (88 por ciento); “Bebidas” y “Lácteos” (78 por ciento). Juntos representan un 31 por ciento de las ventas totales de los supermercados. El rubro “Electrónicos y artículos para el hogar” presentó una baja en las ventas del 29 por ciento en términos nominales (4 por ciento del total de ventas).