¿Cómo se construyó la identidad k?

24/07/2019

Irene Gindin habló de su libro Mi aparente fragilidad, obra que analiza el discurso de Cristina Fernández durante su primera presidencia 

Irene Gindin.
Autor:
Redacción web

En su obra Mi aparente fragilidad Irene Lis Gindin plasmó su trabajo doctoral basado en los discursos oficiales de Cristina Fernández de Kirchner durante su primera presidencia. Se trata del primer libro del país de este tenor. El mismo fue subvencionado por Conicet y hecho en la Facultad de Ciencia Política de la Universidad Nacional de Rosario (UNR).

Irene Gindin es doctora en Comunicación Social y docente e investigadora de la Facultad de Ciencia Política y Relaciones Internacionales de la UNR. Además, se desempeña como becaria posdoctoral de Conicet.

En diálogo con ABC Universidad, Gindin contó que el trabajo identifica dos tipos de ethos entendidos como imágenes discursivas. Uno “magistral” que corresponde a una imagen profesoral, jerárquica, en términos tales como “yo explico, ustedes aprenden”. Y otro “íntimo” que irrumpe a partir de la muerte de su esposo y  la exposición del dolor. Se trata de un discurso más anclado a la biografía personal de la familia, de la pareja y en donde la figura de Néstor se vuelve un gran significante al que se le atribuyen diferentes significados.

 

 

Para este análisis la autora trabajó sobre 1200 discursos que pronunció Cristina tanto en actos políticos como en cadenas nacionales entre 2007 y 2011. Desde los de menor repercusión hasta los más trascendentes, como los expresados durante el conflicto agropecuario o luego de la muerte de Néstor Kirchner.

Cristina se constituye en su propio discurso y las imágenes de estos dos acontecimientos que adquieren relevancia en distintos momentos, sobrevuelan todas sus exposiciones”, afirmó.

Además, señaló que Cristina habla como presidenta pero a la vez como militante, sobre todo en los actos peronistas. “Más allá de su constante apelación a la defensa de los derechos humanos es  una militante que recoge una parte del peronismo y que establece juegos de acercamiento y distancia con otras interpretaciones dadas a este movimiento que a sus ojos están mal o no son las correctas”.

Por último, la investigadora contó que el título del libro Mi aparente fragilidad corresponde a un fragmento de un discurso cuya frase completa es: “Pero que no se confundan con mi aparente fragilidad”. Ahí Cristina marca la frontera con un “otro”, sienta una posición sobre lo que los demás dicen de ella y polemiza con esos sectores al tiempo que se ubica en un lugar de fortaleza, según la tesis.