Innovadores, de Rosario a París

23/07/2019

Carolina y Victoria, parte del equipo seleccionado en el Startup Weekend Global, contaron su modelo de reciclado en la construcción

equipo seleccionado en el Startup Weekend Global.
Autor:
Redacción web

Un equipo de jóvenes de la ciudad desarrolló una aplicación que permite conectar a las obras de construcción, que desechan millones de kilos de residuos, con empresas que los pueden reutilizar. Ganaron la fase local y, también, la global. Ahora viajarán a Francia para presentar el proyecto a inversores, además de participar de una capacitación específica. En su visita a Radio UNR explicaron cómo llegaron a esa instancia y el proyecto que armaron.

Iker Canut, Franco Roccuzzo, Anner Modestini, Victoria Verger, Carolina Estelles, Paula Nallino y Nicolás Pecorari son los que integran el equipo ganador del Startup Weekend Global.

Esta semana, Victoria Verger y Carolina Estelles estuvieron en Falso Vivo. Allí explicaron que el concurso en el que participaron, el Global Startup Weekend Sustainable Revolution, es una iniciativa global liderada por voluntarios para poner el espíritu empresarial en la sostenibilidad a la vanguardia del escenario mundial. Debido a que la sostenibilidad ambiental es uno de los mayores desafíos a los que se enfrenta la humanidad, ayudamos a los empresarios a encontrar las mejores soluciones para superarla.

La edición global tuvo lugar los 2 fines de semana, en junio de 2019 en más de 50 ciudades de todo el mundo. El objetivo era crear proyectos que signifiquen soluciones, bajo el lema “La revolución sostenible”.

  •  
     
     
    Ver esta publicación en Instagram

    Carolina y Victoria, dos integrantes del proyecto @inversalogistica uno de los cinco ganadores del #startupweekend a nivel mundial @swrosario_ #app #tecnology

    Una publicación compartida de Falso Vivo (@falvivo) el

     

    Logística inversa

    También, contaron cómo desarrollaron “Logística inversa”. Así llamaron a su creación, que busca unir dos extremos de una cadena. Los vendedores podrían cargar en una aplicación la cantidad de residuos que ofrecen y los compradores seleccionarían el tipo de residuo que desean adquirir. Así, mediante geolocalización, elegirían el material necesario.

    Durante el Startup Weekend, el equipo puso en funcionamiento una versión simple de la aplicación y pudo concretar la primera compra.Tres días después implementó una prueba piloto en un parque industrial donde hay obras en construcción, en los alrededores de Rosario. Colocó tres contenedores para que se pudieran clasificar los residuos. La intención fue demostrar que se podría reducir el 35 por ciento de los desechos que son generados en las obras en construcción de Rosario.