Hay menos PyMES que en 2015

11/07/2019

El aumento del costo de financiamiento, la caída del poder adquisitivo, los incrementos en los servicios y las importaciones complican el día a día de las PyMES

Autor:
Redacción web

La cantidad de Pequeñas y Medianas Empresas se redujo de manera drástica en el primer trimestre del año. El número de firmas de este tipo es menor en el presente que las que existían en diciembre de 2015. Los procedimientos preventivos de crisis y las quiebras crecieron ampliamente durante el año pasado.

Los datos se desprenden de las estadísticas de la AFIP y muestran que en diciembre de 2015 había 559.318 empresas de menos de 100 trabajadores. En el primer trimestre del 2019 eran 540.465. Es decir que hubo una caída de 17.753 firmas en este período. La situación se agudizó en el último año: si la disminución desde diciembre de 2015 a abril de 2018 fue de 7.906 empresas, en el último año la merma fue de 10.947.

Un estudio del Centro de Economía Política Argentina (CEPA) encuentra cuatro ejes fundamentales para este panorama: el aumento del costo de financiamiento, la caída del poder adquisitivo, los incrementos en los servicios (agua, gas y electricidad) y la apertura importadora. Desde 2016 a la fecha el sector que más debió recurrir a los concursos preventivos o quiebras fue el de servicios. El mayor crecimiento porcentual para el primero de los casos estuvo dada por la construcción (un 800 por ciento) y en quiebras, el sector primario.

La tasa de referencia tuvo un fuerte alza en este lapso, pasando del 36,5 por ciento a fines de 2015 al 68,32 por ciento en promedio en abril de este año. Por otra parte, la caída del poder adquisitivo se mueve inversamente en relación al aumento del costo de servicios. Si al final de 2015 el poder adquisitivo era de 100 unidades, al final del primer cuatrimestre del 2019, se perdió un 16 por ciento. En tanto que el crecimiento de la factura de electricidad (deflectada por inflación) pasó de 100 a 1148 y la de gas, de 100 a 1142.

Por su parte las importaciones reflejaron dos movimientos en este proceso. En una primera etapa tuvo una evolución asimétrica que explicó la caída de las PyMES. Pero desde abril de 2018 fueron de la mano, moviéndose la reducción de empresas a la par de la reducción de importaciones. Esto coincide con el inicio de las corridas cambiarias que llevaron al dólar a 18 pesos, 28 pesos y posteriormente a 40 pesos.

 

El 61 por ciento de las empresas registradas en el país se radican entre Córdoba, la Ciudad de Buenos Aires y la provincia de Buenos Aires. En el primer trimestre de 2019 se registraron 292 casos de quiebras o concursos preventivos, un 16 por ciento más que en igual período de 2018. En comparación con igual período de 2016 fue de casi un 76 por ciento más.

El 53 por ciento de los casos se concentra en Capital Federal, el 24 por ciento en provincia de Buenos Aires y el 23 por ciento en Córdoba. Entre el primer trimestre de 2018 y 2019 hubo un crecimiento del 71 por ciento y de 155 respecto de 2016. En la comparación 2018 – 2019 en la provincia mediterránea hubo una suba del 200 por ciento. En el caso de las quiebras hubo una baja del 6 por ciento entre 2018 y 2019, pero un 43 por ciento más de situaciones que en 2016.