Médicos de la UNR en El Impenetrable

05/07/2019

Gustavo Farruggia habló sobre el trabajo de Fundación La Higuera en Chaco. Llevan más de 3500 historias clínicas abiertas y seguidas

Atención pediátrica de calidad.
Autor:
Redacción web

Hace años un grupo de residentes del Hospital Víctor J. Vilela y estudiantes de Medicina de la UNR acudieron a comunidades rurales de Chaco para brindar asistencia en salud, pero al ver la pobreza y el abandono que se vivía en el lugar decidieron comenzar a trabajar permanentemente allí.

En 2003 pasaron de ser un grupo a fundar una asociación y a partir de la reflexión de ese momento surgió que “el nombre” determinaría el destino de una asociación que apuntaba a estar en los lugares más ásperos e inhóspitos, La Higuera.

El objetivo de la organización es brindar atención médica integral a niños de comunidade s vulnerable s, especialme nte las rurales y aisladas, generando espacios que favorezcan la salud integral de la población, y a la vez potenciand o la autonomía económica de las comunidade s. O sea, salud, pero también educación, son sus pilares fundamentales.

 

 

En diálogo con ABC Universidad el médico Gustavo Farruggia, quien está al frente de la ONG, explicó que “la idea del proyecto original es trabajar en los parajes más alejados. Así llegamos a El Impenetrable. Por un lado busca la asistencia pero también pretende traer a otros profesionales de salud para que colaboren con la región”.

En la zona se vive una cruda realidad. Problemáticas sociales, mala alimentación, falta de agua para consumo humano y violencia de género son algunos de los problemas con los que se enfrentan quienes viven en el lugar.

Sin embargo, el referente de La Higuera, también mencionó algunos objetivos alcanzados, ya que se consiguió el material tecnológico para enviar estudios a los hospitales de mayor complejidad.

En El Impenetrable empezamos trabajando con 5 mil habitantes y ahora abarcamos 25 mil, entre El Espinillo y Miraflores. Tenemos 3500 historias clínicas de chicos seguidas, continuadas. La gente ya nos conoce, no hay pediatras en todo El Impenetrable”, contó Farruggia.

 

 

A este proyecto también se sumó con un fuerte compromiso la Facultad de Rosario con un sistema de posgrado, como núcleo de captar profesionales, para que roten por Chaco y vayan todos los meses.

Con este avance, Gustavo logró instalar un posgrado y firmar un convenio en Rosario que le permitió dedicarse a formar profesionales y brindarse cien por ciento a La Higuera.

Nosotros no podemos ir al ritmo del Estado, porque hay urgencias que necesitan hacerse rápido. No se puede iniciar un expediente por cada acción que necesita una respuesta inmediata en el medio de un paraje”, reflexionó el pediatra.