Naftas: quinta suba del 2019

02/07/2019

YPF primero y Shell después decidieron incrementar los precios de las naftas. Lo hacen en un momento en que baja el dólar y el barril de crudo

Autor:
Alejandro Arnoletti

La petrolera estatal YPF anunció un nuevo incremento de los combustibles. En el caso de la nafta es del 2,5 por ciento promedio en las estaciones de todo el país y el gasoil, un 1,75 por ciento. Éste es el quinto aumento del año en las pizarras rosarinas.

De esta forma la nafta súper alcanza en Rosario los 47,24 pesos; el combustible Premium (Infinia) llega al 52,89 por ciento. El diésel, por su parte, subió a 42,95 pesos. Shell ya informó que se plegará a la ola inflacionaria, con un incremento del 2,1 por ciento. Aún las otras petroleras no decidieron aumentar sus precios pero se descuenta que en las próximas horas tomarán una medida similar, aprovechando que ambas lideran ampliamente el mercado.

El incremento de este lunes llega en momentos en que el dólar tiene una tendencia a la baja. Algo similar ocurre con el precio internacional del barril de crudo, que fue está en descenso desde abril. La suba está principalmente dada por la suba del 3,9 por ciento en el valor del impuesto a los combustibles, que para el caso de la nafta pasó de 9,94 pesos a 10,33 pesos por litro y para el gasoil, de 6,13 pesos a 6,37 pesos por litro.

El quinto incremento del año en las naftas hace el precio en el surtidor de la nafta súper haya crecido de 40,55 pesos a 47,24 pesos y en el caso de Infinia, de 45,69 pesos a 52,89 pesos. Así la de menor octanaje tuvo un incremento del 16,53 por ciento y la de mayor calidad, un 15,76 por ciento.

 

La suba de las naftas supera en lo que va del año a la devaluación de la moneda. El dólar es uno de los factores que determinan el costo del producto. La divisa estadounidense actualmente se cotiza un 12,45 por ciento más que al cerrar el 2018. 

 

 

El otro componente fundamental es el valor del barril de crudo. En lo que va del año subió un 17,62 por ciento aunque decrece su valor desde abril. Si bien es cierto que ascendió más que el valor de la nafta, también es cierto que en 2017 se depreció un 17 por ciento, cuando las naftas subieron en Argentina por encima del 60 por ciento. 

 

 

La caída de la capacidad adquisitiva de los salarios argentinos también puede analizarse con los combustibles como parámetro. A la trillada frase de que “los salarios suben por la escalera, los precios por el ascensor” se puede exponer que la nafta súper subió un 229 por ciento, mientras que el salario mínimo un 123 por ciento. Así, de esta forma, un salario mínimo no llega a alcanzar para 6 tanques llenos, considerando que un auto cuenta con una capacidad de 45 litros.

 

 

Considerando a Rosario como un país, la ciudad presenta el quinto precio de nafta súper más caro de Sudamérica. Lo superan Uruguay, Chile, Brasil y Perú. En contrapartida el valor es más alto al de Paraguay, Colombia, Bolivia, Ecuador y Venezuela.