Conectar Igualdad: desmienten al presidente Macri

23/05/2019

Un estudio compartido por la CEPAL demuestra que programas educativos como Conectar Igualdad tienen un efecto positivo en los beneficiarios

Autor:
Redacción web

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) aseguró que programas como Conectar Igualdad tienen un efecto positivo a largo plazo. Justamente éste fue uno de los primeros recortes que hizo Mauricio Macri cuando llegó al Gobierno. Entre 2010 y 2014 la gestión kirchnerista entregó 4 millones y medio de netbooks en escuelas secundarias de todo el país.

El organismo dependiente de la ONU publicó un paper basándose en el trabajo de dos investigadoras. Allí María Verónica Alderete y María Marta Formichella cotejaron los promedios académicos de adolescentes de 15 años antes y después de entrar a Conectar Igualdad. El estudio determinó que los alumnos progresaron luego de trabajar contenidos de Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC).

“Se rechaza la hipótesis de que no existen diferencias en el rendimiento educativo”, afirmaron tras comparar a estudiantes que participaron en Conectar Igualdad y otros que no. "Si bien la diferencia en las pruebas es estadísticamente significativa, su cuantía promedio es baja", sostuvieron y agregaron: “Este reducido impacto en el rendimiento educativo constituye una evidencia de que la implementación del Programa, aún en estado incipiente, no ha explotado todas sus potencialidades”.

Las investigadoras destacaron que Conectar Igualdad no se limitaba a entregar solamente computadoras sino que además se formaba a los docentes para que las incorporen a las actividades. Asimismo se contemplaba el servicio técnico y el wifi en las escuelas. “Se requiere que la distribución de los equipos se complemente con la existencia de condiciones mínimas de acceso a Internet en las escuelas e implementación de estos equipos en ellas”, aclararon.

 

 

Conectar Igualdad fue una de las primeras víctimas del recorte de presupuesto que llevó a cabo Mauricio Macri ni bien llegó a Casa Rosada. Esta semana aseguró que “repartir computadoras sin acceso a Internet era como repartir asado donde no hay parrilla”. Más allá de lo que asegure el presidente, el estudio permite “una diferencia estadísticamente significativa en el rendimiento educativo promedio entre el grupo de estudiantes beneficiados con el Programa y aquellos no beneficiados”.