Llegar a la vejez es cada vez más complicado

24/04/2019

Recortes en la jubilación, inflación en ascenso, quita de medicamentos gratuitos y con precios siderales son algunos de los problemas de los adultos mayores

Autor:
Alejandro Arnoletti

Los adultos mayores perdieron gran parte de su capacidad adquisitiva en estos tres años producto al fuerte incremento de la canasta básica y más aún de la que a ellos les atañe. Peor, los incrementos de jubilaciones y pensiones fueron muy menores en comparación a los gastos y con una reforma incluida que tiró los ingresos a la baja.

Según las proyecciones del INDEC para este año habrá 6.983.377 personas por encima de los 60 años, siendo un 43 por ciento varones y 57 por ciento mujeres. Considerando que la jubilación mínima en abril de 2019 es de 10.410 pesos hubo un aumento del 172 por ciento desde mayo de 2015.

Pero la inflación en medicamentos fue del 266 por ciento y llega al 600 por ciento en algunos productos como el Sintrom, utilizado para enfermedades cardiovasculares. Incluso hubo una modificación de la Resolución 005, que promovió la quita de la entrega gratuita a los 2 millones de afiliados del PAMI y ahora para acceder a ella se requiere de una serie de requisitos demasiados restrictivos.

La suba de las jubilaciones durante el 2018 fue del 28,4 por ciento cuando la inflación fue del 47,6 por ciento, según marcan los datos del INDEC. Un estudio del Centro de Economía Política Argentina (CEPA) indica que el poder adquisitivo de la jubilación mínima se redujo en un 18,5 por ciento entre el promedio de 2015 y el actual. De esta forma la pérdida representa 1.925 pesos mensuales.

Otra de las comparaciones que marcan un alerta en los bolsillos de los jubilados está dada por la relación entre la mínima y la canasta básica total publicada por el INDEC. Mientras en febrero de 2018 la jubilación mínima superaba la CBT en un 28 por ciento, un año después lo hace solo a un 5 por ciento. En la actualidad el 60 por ciento de los adultos mayores cobra ese haber mínimo.

En dólares la tendencia tampoco varía. En enero de 2015 la jubilación mínima era de 3231,63 pesos mientras que la cotización del dólar era de 8,645 pesos, lo que representaba un haber de 373 dólares mensuales. En la actualidad es de 10.410 pesos, con una cotización de 43,50 pesos, por lo que son 239 dólares mensuales.

En cuanto al aumento de medicamentos solo en marzo de 2019 los precios de los 50 principales medicamentos se incrementaron un 3,2 por ciento en promedio. Pero los 10 que más aumentaron en el mismo período rondaron por el 6,2 por ciento en promedio, con picos de hasta un 9 por ciento. En tanto que el promedio simple de aumento de precios de los 50 productos más consumidos por los adultos mayores en el último año alcanzó el 3,8 por ciento.

La limitación de la entrega gratuita de medicamentos puso en grave riesgo la salud de las personas mayores y la calidad de vida de aquellas que presentan patologías crónicas. Sin un tratamiento a tiempo se generan discapacidades, aumenta la fragilidad y la dependencia.

Según datos del extinto Ministerio de Salud de la Nación el 73 por ciento del total de defunciones de 2017 correspondieron a personas de 65 años o más. En tanto que el 32 por ciento de las defunciones de personas mayores a los 65 años o más correspondieron al aparato circulatorio, el 16 por ciento a tumores y el 22 por ciento a enfermedades del sistema respiratorio. Solo el 5,5 por ciento de las muertes fueron por causas de enfermedades infecciosas y parasitarias.