Babel era una fiesta
home > Especiales > La ola de despidos toma más altura
La ola de despidos toma más altura

27/03/2019

12.352 trabajadores sufrieron despidos o suspensiones en los primeros dos meses del año. A diferencia de 2018, el sector privado motoriza las cesantías

Autor:
Alejandro Arnoletti

El 2019 no empezó con los mejores pronósticos, sino todo lo contrario. Solo en los dos primeros meses del año los despidos y suspensiones llegaron a los 12.352 casos. El número es similar a los 12.247 expulsados durante el mismo período de 2018. El sector más afectado en cantidad fue el de la industria, pero el que más creció en porcentaje fue servicios. En tanto que el sector público no llegó ni a 100 despidos.

Según datos del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), entre despidos y suspensiones, la industria expulsó a 8352 trabajadores. La cifra es un 145 por ciento superior a lo ocurrido en los dos primeros meses del año anterior. En tanto que el sector de los servicios tiene 3502 trabajadores menos que al final el 2018. En comparación con igual período interanual, la cantidad de cesantías es un 331 por ciento mayor.

Si bien no hay tantas diferencias entre lo ocurrido entre un año y el otro, apenas el 1 por ciento, el reparto de despidos entre 2018 y 2019 se presenta de forma distinta. Mientras que en 2018 el sector público representaba el 61 por ciento, en 2019 significa solo el 1 por ciento. En contrapartida, el sector privado creció del 39 por ciento al 99 por ciento.

Durante el año pasado los despidos ocurrieron principalmente en el sector público en los dos primeros meses. Luego tomó “la posta” el sector privado y recién en agosto la cantidad entre ambos fue similar. A partir de allí hubo un fuerte crecimiento en los privados marcando una tendencia que fue ratificada en enero y febrero de 2019.

Estableciendo una clasificación por tipo de cesantía y rubro, en ambos casos la industria llevó la delantera en 2019. Entre ambos representa un 68 por ciento de la totalidad de los casos, siendo los únicos que registraron suspensiones. De ellos 5222 casos representan despidos y 3130, alejamientos temporarios. En segundo lugar aparecen los servicios, con 3502 situaciones de despidos. Más atrás la construcción, con 400 casos, y el Gobierno, con 98.

Esta caída del número de empleados en la industria ocurrió de forma dispar en enero y en febrero. Mientras que en el primer mes fueron 1539 situaciones, en el segundo llegaron a 6813 casos. Solo septiembre de 2018, con 10132 despidos, superó a febrero de 2019 estableciendo un análisis desde 2017.

De la totalidad de situaciones, 6453 corresponden a despidos; 2645 a despido por cierre de empresas o plantas; 211 a retiros voluntarios o jubilaciones anticipadas y 3130 a suspensiones De esta forma se puede establecer que 1 de cada 5 casos se da por el cierre de empresas o plantas. Peor aún es el promedio en el caso de la industria, en el que la proporción es de 1 cada 4.

En una subdivisión aún mayor se puede analizar que la industria textil fue la que motorizó la mayor cantidad de despidos, con 1731 situaciones. Detrás se encuentra el comercio, dentro del sector servicios, con 1685 casos. Muy cerca quedó la industria electrónica y electrodomésticos, con 1665 despidos. En el caso de las suspensiones, la industria automotriz representó a 2900 de los 3130 alejamientos, pero no tuvo un solo despido.