Las pymes suman 9 meses seguidos con números en rojo

25/02/2019

El presidente de Fisfe, Guillermo Moretti, habló sobre la complicada situación que vive la industria de la provincia ante la caída del mercado interno

Fuerte caída de las pymes.
Autor:
Redacción web

La producción industrial de las pequeñas y medianas empresas volvió a caer en enero y acumula así nueve meses consecutivos de retroceso. De acuerdo con un informe de la Confederación de la Mediana Empresa (CAME), la producción de las pymes industriales cayó 8,8% en enero frente a igual mes del año pasado y 4,7% cuando se la compara con diciembre, sin desestacionalizar.

En la comparación contra enero de 2018, el declive se acentúa porque se compara contra un mes donde la actividad había crecido 3,4%, arrancando aquel año con buenas perspectivas.

Las bajas más acentuadas en la comparación anual se dieron en “Material de transporte” (-17,7%), “Productos de madera y muebles” (-16,5%), “Calzado y marroquinería” (-15,5%), “Productos eléctrico-mecánicos, informática y manufacturas varias” (-14%), “Productos minerales no metálicos” (-13,3%), “Productos de caucho y plástico” (-10,6%), “Productos de metal, maquinaria y equipo” (-8,9%), “Productos textiles y prendas de vestir” (-8,4%), “Productos químicos” (-6,0%), “Papel, cartón, edición e impresión” (-5,9%), y “Alimentos y Bebidas” (-1,2).

Según CAME, además bajó la cantidad de industrias con rentabilidad: 30,6% frente al 33,5% de diciembre. En cambio, 31% tuvo rentabilidad negativa y 38% nula. Muchos empresarios continuaron liquidando stocks por debajo del precio de equilibrio para generar liquidez.

 

 

Esto es un industricidio. Los grandes ganadores de este modelo son el sistema financiero, el petrolero y el energético”, analizó el presidente de la Federación Industrial de Santa Fe (Fisfe), Guillermo Moretti, en diálogo con Apuntes y Resumen. Y explicó que la falta de liquidez del mercado, la baja calidad de la cadena de pagos y las tasas de interés excesivas son los principales problemas que enfrenta el sector.

Además, indicó que las perspectivas a futuro todavía no aparecen auspiciosas para el sector. “La solución de fondo pasa por un cambio en la política económica nacional”, explicó.