Falso vivo
home > Arte y Sociedad > Border, una obra que transita entre lo trágico y lo cómico
Border, una obra que transita entre lo trágico y lo cómico

13/02/2019

La protagonista, Melisa Martyniuk, habló con Falso Vivo y contó detalles de la obra que busca dar respuesta a preguntas como: ¿Qué hacemos cuando estamos solos?

Melisa Martiniuk actriz de Border.

Los viernes 8, 15, y 22 de febrero en La Peruta, Pellegrini 957, se repone el unipersonal escrito y protagonizado por Melisa Martyniuk. Border: discapacidad, mediatización y nuevas tecnologías son ejes de una obra tragicómica, absurda y realista.

“Los tullidos cambiaremos el sentido y la dirección de este mundo. Somos los precursores del hombre del mañana. ¡Que se viralice!”, interpela un pasaje de Border, que durante los viernes de febrero propone nueva temporada en el espacio de La Peruta.

El relato tiene como protagonista a Marisol, una bailarina que, a causa de una repentina discapacidad, queda obligada a trasladarse en silla de ruedas. Atravesada por una crisis de pareja encuentra en las redes sociales un medio propicio para contactarse con el mundo y popularizarse. Una aparición inesperada alimentará su ambición, lo que la llevará a tomar una decisión que cambiará su vida drásticamente.

Border es una obra de teatro unipersonal que surge a partir de varios ejes disparadores: el surgimiento de la protésica como forma de potenciar las capacidades del propio cuerpo; las nuevas formas de mediatización y la relación con una industria cultural siempre ávida de nuevas tendencias. La figura del cyborg y las infinitas posibilidades que nos brindan las nuevas tecnologías, son temas recurrentes en los debates actuales. En este sentido, la obra tiene una fuerte impronta contemporánea, ya que, sin abordar estas problemáticas de manera explícita, las plantea tangencialmente durante el desarrollo de la historia.

 

 

Melisa Martyniuk, autora y protagonista de Border habló con Falso Vivo y contó detalles de la nueva temporada. La obra se propone trascender el tradicional monólogo teatral para intentar dar respuesta a preguntas como: ¿Qué hacemos cuando estamos solos? ¿Necesariamente el unipersonal implica el hecho de estar solo? ¿Quiénes son los otros y de qué manera se hacen presentes o cómo pueden corporizarse en la escena?

Es una comedia dramática que transita por el borde de una línea decididamente ambigua, en el límite entre lo trágico y lo cómico, lo absurdo y lo realista.