Punto de encuentro
home > Política y Ciudadanía > Rosario sumó 22 mil desocupados en 2018
Rosario sumó 22 mil desocupados en 2018

06/02/2019

La tasa de desocupación creció 4 puntos porcentuales el año pasado en relación a 2017. Los sectores más vulnerables son los jóvenes hasta 29 años y mujeres

El mercado laboral se derrumbó en 2018 en Rosario y la desocupación creció cuatro puntos porcentuales en comparación con el año anterior. La tasa de desempleo llegó al 14 por ciento, con 22 mil pérdidas de fuentes laborales.

Un informe del Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz reveló una preocupante situación, con indicadores negativos en ascenso. En ese sentido el trabajo advirtió que la tasa de desempleo “ha aumentado significativamente” durante el 2018. La desocupación en el cuarto trimestre de 2018 llegó al 14,24 por ciento, frente al 10,28 por ciento registrado a finales de 2017. Y la tasa de subocupación llegó al 15,17 por ciento.

De esta forma la cantidad de desempleados pasó de 48.850 a 70.883. Así hay 22.033 personas más que están sin trabajo y están buscando activamente uno. El informe señala al respecto que “la problemática del desempleo en el último año en Rosario puede definirse como un problema derivado de las desigualdades de género y de desempleo joven”.

El desempleo en personas de hasta 29 años alcanzaba al 53 por ciento del total en Rosario en 2017 y en la actualidad se extendió hasta el 55 por ciento. Así, un 20 por ciento de los jóvenes hasta esa edad están sin trabajo reflejando que “la problemática se ha sostenido”. En el caso de las mujeres, la tasa de desempleo fue del 15,58 por ciento, similar al 15,68 por ciento presentado un año antes. La tasa de desocupación en ellas es un 20 por ciento superior a la de los hombres.

Entre los desocupados, el 85 por ciento está buscando desde hace 6 meses un empleo y no lo encuentra. Esto demuestra “una ralentización económica a partir del primer trimestre de 2018, potenciada por la crisis cambiaria”. La situación se complica aún más para personas con menores niveles de educación.

En tanto que la opinión sobre el mercado de trabajo “ha empeorado drásticamente” ya que el 67 por ciento de los rosarinos tiene una opinión negativa sobre la situación laboral. Este porcentaje duplica a la presentada solo un año antes. Este indicador es consecuente con la descripción de la situación personal ya que la concepción “muy buena” cayó del 15 por ciento al 5 por ciento. Y las expectativas respecto al año siguiente tuvieron un comportamiento similar, porque aquellos que respondían “buena” o “muy buena” disminuyeron del 43 por ciento al 25 por ciento.