China: ¿tránsito pacífico del socialismo al capitalismo?
  • Compartir

26/08/2015

Jorge Malena, reconocido académico y especialista en la política exterior del gigante asiático, habló en Rompiendo los Cocos acerca de la caída de la Bolsa, la devaluación del yuan y el rol de China en el nuevo escenario internacional

Malena descartó que se imponga un capitalismo o una democracia al estilo occidental en China.
Autor:
Redacción web

Entrevistado por Coco López y equipo, Jorge Malena, experto en las relaciones exteriores del país asiático, abordó temas que acapararon la atención del mundo económico en las últimas semanas: la caída de la bolsa en China “por inexperiencia del ciudadano chino” en materia bursátil y la devaluación del yuan “por apoyo a las políticas de aliento a los productos chinos” en el mercado internacional. Además, habló sobre el rol de China en el nuevo escenario internacional y la relación comercial con Argentina.

-¿Cómo analiza el impacto que genera la nueva caída de la bolsa en China en la economía mundial?

-Para poner en contexto, nos tendríamos que remontar a 2008, año en que se desata la crisis económica y financiera en Europa occidental y en América del Norte. ¿Por qué esto impacta en China? Por un lado, disminuyen las inversiones directas extranjeras provenientes de Occidente, lo que produce un desaceleramiento en la producción china. Incluso los países occidentales comienzan a comprarle menos a China, lo que genera preocupación en el gobierno, ya que al afectar la producción peligra la mano de obra y existe la posibilidad de provocar descontento social, produciendo manifestaciones que puedan tener luego un impacto político. Es por ello que desde 2010 se lanza una nueva política económica que aspira gradualmente a disminuir la dependencia en el sector externo y hacer uso del gasto público y del consumo interno como un nuevo motor de la economía. ¿Cómo vinculo eso con el presente? Bueno, en el caso específico de la cuestión bursátil, el chino, más allá de contar con un mayor ingreso debido a estas políticas de estímulo, se caracteriza por tener una alta propensión al ahorro. Entonces, en lugar de gastar más, emplearon sus ahorros en la bolsa. Esto generó el auge de la bolsa dos años atrás, pero como no son avezados jugadores, se produjeron rumores e incertidumbre y hubo muchos que prefirieron salir de la bolsa y vender. Además, está la cuestión de la devaluación del yuan, que también se vincula con este proceso por el hecho de que el gobierno además de alentar el consumo interno para que la producción china no decaiga, al mismo tiempo devalúa a los efectos de alentar las exportaciones.

-Hubo otras especulaciones que vinculaban las salidas de las posiciones financieras en China con la posibilidad de que el tesoro norteamericano decidiera un aumento de las tasas y el abandono de esas posiciones respondía a la posibilidad de ir hacia colocaciones más seguras y estables en Estados Unidos. ¿Esto tiene alguna influencia o son sólo especulaciones?

-Desde el punto de vista de la incidencia que tenga lo que haga Estados Unidos en el pequeño ahorrista chino, no estaría seguro. Pero como no sólo el pequeño ahorrista se ha retirado, sino también el grande, comparto también tu opinión al respecto.

-¿El fortalecimiento del mercado interno puede significar mayores compras en la Argentina o es un efecto neutro?

-Personalmente y como académico, observo que si bien un yuan devaluado desalienta las importaciones, si tenemos en cuenta cuáles son los productos que China importa de nuestro país, que son básicamente insumos, materias primas, que tienen que ver con darle de comer a los chinos, o el empleo de la soja como forraje para alimentar al ganado chino, digamos que no son bienes suntuarios de los cuales se pueden prescindir, es decir, se van a desalentar las compras al exterior de productos lujosos, ya las clase media- alta y alta de China  no se va a ver tan cómoda portando a yuan devaluado, pero estrictamente con lo que tiene que ver con lo que exporta Argentina, si bien el precio de las materias primas se está cayendo a nivel mundial, dudo que en cuanto a volúmenes  seamos gravemente afectados.

-En la autopista que va de la Gran Muralla a Beijing, yo he visto autos de los que se denominan de alta gama, una cantidad que no había visto en ninguna ciudad del mundo.

-Es una evidencia del éxito de la reforma económica, si bien por otro lado tenemos que tener presente que no ha derramado a la mayoría de la población china.

-¿Qué representa en la actualidad China para el mundo en términos económicos y políticos?

-Es todo un interrogante para la mentalidad occidental, porque en principio tenemos desde 1949 un partido comunista en el poder, que a lo sumo se transformó de ser totalitario a autoritario, pero obviamente no es democrático, lo cual implementa una reforma económica de transición hacia una economía de mercado, hoy podemos afirmar que la economía china ya es mixta, si bien aún un porcentaje importante de los medios de producción están en mano del estado, si tomamos la contribución al PBI, es el sector privado y el sector mixto los que contribuyen con más del 50 por ciento a la generación de la riqueza en China. Tenemos eso para nosotros parece contradictorio, pero para ellos no, ellos hablan de socialismo con peculiaridades chinas, y después toda la cuestión de componente cultural,  que es muy distinto a lo que somos nosotros como latinos, pero yo siempre digo que somos todos seres humanos con las mismas necesidades, con los mismos sentimientos y no es para imposible comprender al otro e interactuar con el otro.

-¿Es inevitable el tránsito pacífico de China del socialismo al capitalismo?

-Si bien no reniega de sus principios doctrinarios, por otro lado aspira a brindarle bienestar a la población, y ellos han percibido que es más bien a través de la acumulación capitalista lo que contribuye de mejor manera a estos objetivos, por eso para nosotros es un híbrido y algo difícil de entender; creo que se va a mantener este esquema a los sumo con un cierto grado de apertura política controlado al estilo de los demás países del sudeste y del nordeste asiático, pero por lo menos en el corto plazo, no creo que se imponga un capitalismo o una democracia al estilo occidental en China.

Escuchá la entrevista completa a Jorge Malena en Rompiendo los Cocos