¿Los presos son un negocio?
  • Compartir

25/08/2015

En Estados Unidos se puso en discusión el trato que reciben las personas privadas de su libertad ante la labor que desempeñan

(Foto: gentileza de republica.com.uy)
Autor:
Redacción web

Mientras en Argentina se debate si está bien o no que las personas privadas de su libertad cobren un sueldo por el trabajo que realizan, y si es correcto que este monto se considere una suma significativa en comparación a otros haberes. En Estados Unidos (EEUU) se planteó el negocio que representa la población carcelaria para las grandes corporaciones, dado que una gran parte son alojados en penitenciarías privadas. Lo que explicaría por qué es el territorio con más reclusos en el mundo.

Anahí Rubin, corresponsal en Nueva York del programa Rompiendo los cocos acercó datos de la investigación que viene realizando hace algún tiempo. Expuso la cruel realidad que se vive en dicho país con los presidiarios, donde se ejerce una fuerte y terrible explotación sobre los prisioneros. Por eso Rubin lo define como “un trabajo esclavo”.

El estadounidense, es uno de los sistemas carcelarios más complejos de todos. El país norteamericano cuenta con el 25% de los presos del mundo. Razón que generó que en los últimos años se abrieran 100 cárceles privadas, todas manejadas solamente por dos prestigiosas empresas, como son Corporations of América y Geo. A lo que se sumó el levantamiento de la restricción del trabajo de las personas privadas de su libertad que se dio en 1979.

En este contexto, Anahí Rubin describió como negocian las organizaciones con los estados. El modo en que establecen un contrato, donde estos les garantizan 34000 presos por año y a cambio las corporaciones obtienen mano de obra segura. Y los únicos perjudicados son los presos que realizan trabajo esclavo a cambio de u$s0.93 a u$s4.73 por día.

En tanto se negocie con la cantidad de presos, su salario, y los beneficios que de ellos se puedan apropiar, el período de la justicia tendrá que seguir esperando.

 

Escucha la entrevista completa a Anahí Rubin en Rompiendo los Cocos