Batalla de la Vuelta de Obligado, arqueólogos echan luz sobre su historia
  • Compartir

03/05/2016

Investigadores de la Universidad Nacional de Luján llevan adelante campañas arqueológicas en busca de objetos relacionados al enfrentamiento. Los investigadores pretenden dilucidar, entre otras, cuestiones como la determinación del punto de una posible “fosa común” o enterramiento colectivo de los caídos

Autor:
Redacción web

A orillas del río Paraná, en el Partido de San Pedro, el equipo dirigido por Mariano Ramos, antropólogo especializado en Arqueología, realiza excavaciones en los sitios en los que las tropas al mando del general Lucio Mansilla emplazaron sus cañones y campamentos.

Fragmentos de bombas de hierro, con paredes de una pulgada, que eran del tamaño de una pelota de fútbol y “perdigones” esféricos más pequeños que se dispersaban al estallar el proyectil, hallados en las barrancas, dan cuenta del brutal hostigamiento sufrido durante horas por los combatientes argentinos, de parte de los modernos buques de guerra enemigos que, escoltados por una flota de barcos mercantes, pretendían remontar el Paraná para comerciar con las provincias del Litoral y el Paraguay.

Restos de botellas de ginebra o de cerveza, clavos, “piedras de chispa” y cerámica indígena como criollo europea revelan el modo en que los soldados se aprestaron a la batalla y, en muchos casos, enfrentaron a la muerte: hubo 250‭ ‬caídos del lado argentino, en la tenaz resistencia de las baterías criollas, que contaban con cañones de menor calibre, más antiguos y que lanzaban proyectiles macizos.‬‬

“Usamos como referencia la información que nos dan los vecinos,‭ ‬que nos han llevado al monte a ver un terraplén hecho a pala,‭ ‬de unos‭ ‬20 metros‭ ‬por‭ ‬5 metros,‭ ‬pero cubierto de vegetación que no permite advertirlo a simple vista”, comentó. Las dos campañas anuales se apoyan también en imágenes satelitales,‭ ‬fotografías aéreas, detectores de metales y electromagnetómetros,‭ ‬que detectan anomalías por debajo de la superficie del suelo.‬‬‬‬‬‬‬‬‬‬‬‬‬‬‬‬

Los objetos hallados se guardan con una referencia‭ ‬del sitio en que fueron ubicados‭ ‬y son enviados a los laboratorios de la UNLu‭ ‬o a laboratorios externos, como el Grupo de‭ Arqueometalurgia (GAM) de‭ ‬la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Buenos Aires.‬‬‬‬‬‬‬‬‬‬

Muchos de ellos luego son entregados al Museo de‭ ‬la Batalla de Obligado o, desde ‬2009,‭ al primer Centro de‭ ‬Interpretación Indígena,‭ ‬que dirige la cacica Clara Romero,‭ ‬en San Pedro, ya que se han hallado muchas piezas de cerámica de quienes habitaron ese sitio durante cientos de años. Con Clara y el grupo QOM de San Pedro se realizan muchas actividades, incluso de educación intercultural.‬‬‬‬‬‬‬‬‬‬

La investigación arqueológica en Obligado “fue la primera realizada en el país sobre un campo de batalla‭ ‬y se transformó en una referencia para otros arqueólogos”, indicó el investigador y detalló que el trabajo se amplió ‬hace cinco años a otros escenarios de la Guerra del Paraná,‭ ‬como El Tonelero en Ramallo y San Lorenzo y Quebracho, en la provincia de Santa Fe.‬‬‬‬

La investigación arqueológica en Obligado, a 170 años de la batalla, persigue aún objetivos que permitirían echar luz sobre el histórico momento, como determinar el punto de una posible “fosa común” o enterramiento colectivo de los caídos. Para eso existe legislación nacional y provincial que el grupo de investigación considera especialmente.

Los avances en estos estudios darán nuevas certezas acerca de un hecho que es recordado, además, en los billetes de 20 pesos, curiosamente ilustrados con el grabado “Attaque et prise des batteries de Ponto Obligado”, del artista francés Pierre Puvis de Chavannes, una imagen de la escuadra enemiga de la Confederación Argentina.

 

Fuente: Argentina Investiga