“La virtud de un líder está en saber cuándo retirarse”
  • Compartir

16/06/2015

En una entrevista con el portal de Radio Universidad, la politóloga y docente universitaria Alicia Acquarone analiza el escenario postelectoral en Santa Fe

"El surgimiento de jóvenes en el Concejo Deliberante es una demostración de que la ciudadanía está decidida a cambiar, a escuchar nuevas propuestas", destacó Acquarone.
Autor:
Diego A. Beccani

Las elecciones provinciales aportaron condimentos para todos los gustos: la composición pluralista del Concejo Municipal, la escasa diferencia entre los candidatos a la Casa Gris, la irrupción de una nueva fuerza en la arena política rosarina, y la gran performance de un candidato peronista en una provincia reacia al Partido Justicialista. En ese marco, la politóloga y docente universitaria Alicia Acquarone analiza el escenario postelectoral en Santa Fe.

— ¿Qué balance hace de las elecciones provinciales?

—Vista desde los resultados, sabíamos que iba a ser una elección muy ajustada, que se había polarizado entre la disputa del PRO y el Frente Progresista. Lo que sí fue una sorpresa fue el crecimiento de (Omar) Perotti.  Es destacable que haya crecido 8 puntos desde las (elecciones) primarias a las generales. En la ciudad hubo una diferencia mayor de la que esperaba. Pensé que iba a ser como la gobernación. Con respecto a las elecciones de diputados y senadores, creo que se dio lo que se esperaba. La experiencia que tuvimos en 2011 nos mostró que el PRO acumula muchos votos en el ejecutivo, pero pierde en el legislativo Esta vez se volvió a repetir.

— ¿Cómo analiza que haya habido tanta paridad entre los candidatos a la intendencia y a la gobernación?

—Se ha juntado más de una variable para que esto suceda. En primer lugar, una fuerte crítica al Frente Progresista, por forzar una hegemonía del partido socialista que ya no era tal. Estoy convencida de que si el candidato a intendente hubiera sido Pablo Javkin y no Mónica Fein, la contienda electoral entre el PRO y el Frente (Progresista) no habría sido tan ajustada. Además habría sido toda una señal el cambio en la conducción. La crítica de la ciudadanía respecto a la inseguridad se suma a esta variable. Por otro lado, no es de extrañar lo que llegó a ser el PRO. Llegó a su techo de votos. Entre las elecciones primarias y las generales su volumen no incrementó; más bien fue ínfimo. Al disminuir el Frente Progresista, los votos del PRO adquieren una dimensión aún mayor. Y luego la aparición de (Omar) Perotti, quien puso en disputa esta monopolización del electorado. A pesar de que todo el mundo está asustado por la elección tan reñida, creo que es bueno. A mayor competencia política se requiere de representantes que se ajusten. Es bienvenido este crecimiento del Partido Justicialista. La provincia de Santa Fe requiere de alternancia en el poder y requiere también de que nadie se sienta seguro de gobernar, sino que se esfuerce en ejercer un buen gobierno.

— ¿Cómo ve la nueva composición heterogénea del Concejo Municipal?

—Excelente. Me encanta el surgimiento y los logros de la izquierda. Me parece maravilloso el ingreso de Ciudad Futura al Concejo.

— ¿Cómo explica que un partido relativamente nuevo como Ciudad Futura haya cosechado aún más votos que el Frente para la Victoria en la categoría concejales?

—La ciudadanía está decidida a renovar la clase política y a bajar la edad de los candidatos. Hace rato que la ciudad está pidiendo una renovación. Fíjese lo que pasó con (Héctor) Cavallero. La virtud de un líder es saber cuándo se tiene que retirar. Muchos de ellos no se dan cuenta hasta que les pasa una cosa como esta. El surgimiento de los jóvenes que han ingresado al Concejo Deliberante es una demostración de que la ciudadanía está decidida a cambiar, a escuchar nuevas propuestas. Es una oportunidad maravillosa para la izquierda. Ahora no va a ser sólo declarativa, sino que va a tener que demostrar que los proyectos, que ellos dicen que son mejores, van a tener un lugar para poder llevarlos adelante. Sin tener un lugar en el gobierno, es muy difícil. Ciudad Futura demostró lo contrario: a pesar de estar afuera realizó proyectos que llevo a la práctica.

—El Frente Progresista ocupará 9 de 28 bancas, ¿piensa que puede ser condicionado por la nueva composición en el Concejo Municipal?

—Hay dos posibles contestaciones a esa pregunta. Quienes piensan que quien ejerce la intendencia tiene que tener la mayoría en el Concejo porque si no, no se puede gobernar, dirían “es un problema”. Quienes pensamos que la diversidad de los cuerpos colegiados colabora y ayuda a los ejecutivos a llevar adelante las políticas, estaremos contentos. Para mí la política tiene que ser consenso y construcción. Si yo tengo mayoría en el Concejo, lo que hago es ejercer mi poder sin necesidad de construir consenso. Y no sé hasta qué punto eso, por más que tenga legitimidad porque tengo la mayoría, es suficiente para sostener políticas en el tiempo. Las podré sacar a corto plazo, pero no sé si a largo plazo tendrán la fuerza de ley; es decir, que sean obedecidas. Si estas políticas públicas son producto de un trabajo mancomunado de más de una fuerza política, seguramente van a tener una validez mucho mayor.

—Omar Perotti fue el candidato que más creció desde las PASO, ¿cree que si la presidenta Cristina Fernández lo hubiera acompañado durante la campaña, habría repercutido a favor del candidato del Frente para la Victoria?

—Es difícil contestar eso. No creo que hubiera modificado algo. No a través de Cristina (Fernández), pero sí por medio de La Cámpora. Si bien la presidenta no lo acompañó durante la campaña, La Cámpora estuvo ahí y gran parte de los votos se los debe a ellos. No podría decirlo. No tuve tiempo de ver dónde fue el crecimiento de votos, por eso no te puedo contestar con justeza, pero no creo que hubiera aportado gran diferencia.

— ¿La performance de Perotti revitaliza la imagen del justicialismo en Santa Fe?

—Habría que verlo en el tiempo. No va a ser la primera vez que el Partido Justicialista se unifica para una elección y luego se diluye al paso del tiempo. Hay que ver, yo creo que el primer elemento que nos puede mostrar para qué dirección va a ir esto va a ser la constitución de la lista de diputados y senadores nacionales. Ahí vamos a ver si ciertamente este crecimiento puede ser sostenido en el tiempo en la unidad de las fuerzas. Ojalá el producto de esta elección sea la unificación del Partido Justicialista en la provincia. Los partidos son fundamentales a la hora de pensar un sistema democrático y Santa Fe no demuestra esas características. Así que sería muy bueno para el sistema político provincial.