home > Política y Ciudadanía > Buscan declarar como delito de lesa humanidad una masacre indígena
Buscan declarar como delito de lesa humanidad una masacre indígena

18/12/2018

El trabajo de una investigadora del CONICET es clave para la reconstrucción de la matanza de cientos de indígenas en 1924, mientras reclamaban mejoras laborales

La “Masacre de Napalpí” podría ser declarada como delito de lesa humanidad tras un pedido de juicio por la vedad impulsado por la Fiscalía Federal del Chaco. Por este nombre se recuerda la matanza de un grupo de entre 300 y 500 personas ocurrida el 19 de julio de 1924, mientras realizaban una huelga en reclamo por una justa retribución por la cosecha de algodón. Las fuerzas represivas, entre policías y civiles armados, respondieron las órdenes del gobernador del territorio chaqueño, Fernando Centeno.

Para ese proceso histórico son claves los testimonio de los últimos sobrevivientes del hecho y podría serlo también el trabajo de una investigadora del CONICET en la vecina provincia. Mariana Giordano estudia el decho desde hace más de 20 años analizando imágenes de la época, que se constituyeron como pruebas que revelan lo que ocurrió y la responsabilidad del Estado.

El proceso de investigación que busca reconstruir lo ocurrido para que sea juzgado como delito de lesa humanidad comenzó en 2014, como una iniciativa de la Unidad de Derechos Humanos de la Fiscalía Federal de Chaco. Giordano, investigadora principal del CONICET en el Instituto de Investigaciones Geohistóricas, prestó declaración y describió el rol que tuvo la fotografía en la construcción de representaciones del “control” y la “mansedumbre” de las comunidades indígenas y en la justificación de los proyectos estatales de expropiación de tierras y explotación laboral.

En su relato se refirió a un conjunto de 14 imágenes que tomó el antropólogo Rober Lehmann Nitsche el día de la masacre, que actualmente se encuentran en el Instituto Iberoamericano de Berlín. Según señaló Giordano, una de ellas “muestra un avión con el piloto en la cabina sobre el que se distingue la inscripción ‘2 Chaco’ y delante de él funcionarios, policías con fusiles Winchester y el mismo Lehmann Nitsche, además de vecinos criollos y, en un segundo plano, los indígenas que no se adhirieron a la huelga”“muestra un avión con el piloto en la cabina sobre el que se distingue la inscripción ‘2 Chaco’ y delante de él funcionarios, policías con fusiles Winchester y el mismo Lehmann Nitsche, además de vecinos criollos y, en un segundo plano, los indígenas que no se adhirieron a la huelga”. El expediente que incluye esta declaración fue impulsado por el fiscal federal Diego Vigay y podría dar inicio a un juicio por la verdad.

La investigadora desarrolló diversas investigaciones vinculadas al rol de la imagen, en el que se enlazó el tema de la masacre analizando la configuración de otredades y el rol que la fotografía tuvo en el sometimiento y genocidio de los indígenas del Chaco Argentino. En su tesis doctoral “Discurso e imagen sobre el indígena chaqueño” del año 2000, se refiere a la manipulación discursiva de la prensa hegemónica. En consonancia con el discurso oficial se presenta este suceso como un levantamiento y un enfrentamiento entre tobas y mocovíes. Posteriormente logró tener acceso a las fotos de Lehmann, que se convirtieron en un material central para la investigación.