Barco ebrio
home > Política y Ciudadanía > Trabajadores piden en el Senado la expropiación de Rioro
Trabajadores piden en el Senado la expropiación de Rioro

29/11/2018

Empleados de los talleres de Pérez se congregaron en el Senado provincial para pedir la aprobación de la Ley que permitiría la reapertura

Trabajadores de los talleres ferroviarios Rioro, de Pérez, se congregaron frente a la Legislatura santafesina. Está previsto que esta tarde se vote en el Senado el proyecto de Ley de expropiación, que ya cuenta con media sanción de la Cámara de Diputados. Los empleados aseguran que ya hay un grupo empresario dispuesto a hacerse cargo del lugar.

La iniciativa fue presentada por los diputados del FPCyS, Verónica Benas y Miguel Ángel Solís, junto a sus colegas Carlos del Frade, del Frente Social y Popular. La decisión de la Cámara Alta impactará en los 74 trabajadores y sus familias, que desde hace un año no cuentan con su fuente laboral. La misma fue cerrada a pesar de contar con trabajo.

Fabián Lafont, trabajador de Rioro, manifestó en diálogo con Apuntes y Resumen: “Estamos en la Legislatura esperando que se apruebe el proyecto de expropiación para que se vuelva a abrir la esperanza de trabajar”. “Creemos que pueden dar una respuesta para volver a tener dignidad. Estamos en una situación muy difícil: no sabía lo que era hacer changas y es lo que estoy haicendo para subsistir, no tengo obra social, es muy duro. La gente se quedó sin trabajo y el hecho es vivirlo. Y es durísimo”, se lamentó .

El empleado detalló: “Los talleres eran de Gabriel Romero, que los compró en 2008. Era un amigo empresario de los Gobiernos de turno. Es también dueño de Hidrovía y está vinculado a la causa de los cuadernos. El 4 de agosto de 2017 se le ocurrió cerrar los talleres sin decir nada, teniendo trabajo y dejando a 75 trabajadores en la calle”. Lafont hace 34 años que trababa ininterrumpidamente en el lugar, al igual que muchos compañeros. “No pensamos que un taller tan grande como éste se podía cerrar y con este Gobierno se cerró”.

Si bien hubo varias ofertas para hacerse cargo del predio, “Gabriel Romero no quiso hacer nunca nada”. Por tal motivo el lugar fue declarado como Patrimonio Histórico Municipal de Pérez, reconociendo los 117 años de existencia y el hecho de ser considerado como los más grandes de Sudamérica.

Los trabajadores aseguran que ya cuentan con un grupo empresario para que se haga cargo del lugar. Además presentan mano de obra capacitada, máquinas y herramientas porque el taller estaba trabajando. Sólo piden por la decisión política. Además se muestran entusiasmados con la idea del Gobierno de Santa Fe de recuperar los trenes. “Tenemos lo más importante que es el taller y no lo quieren hacer. Tenemos todo para dar trabajo a la gente, en este país donde hace tanta falta. Nosotros lo tenemos y venimos a pedirlo”, afirmó.