Barco ebrio
home > Política y Ciudadanía > La recesión ya se hace sentir en Rosario
La recesión ya se hace sentir en Rosario

26/11/2018

Septiembre presentó una caída del 2,3 por ciento en la actividad, en relación a igual mes de 2017. La proyección de octubre es de una merma del 8 por ciento. Los únicos sectores a salvo son los servicios

La recesión ya llegó a Rosario y se hace sentir en la caída de la facturación. Según datos oficiales, septiembre registró una disminución de un 2,3 por ciento en comparación con igual mes de 2017. Esa situación es ostensiblemente peor si se considera el valor indicado por el INDEC, que asciende a un 5,8 por ciento.

El indicador mensual de factuación elaborado por el Centro de Información Económica de la Secretaría de Producción informó la caída del 2,3 por ciento en septiembre y una proyección del 8 por ciento para octubre. Este dato surge de las bases de facturación declaradas en el momento en que los comercios o industrias presentan el Derecho de Registro e Inspección (DreI). En tanto que el Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE), presentado por el INDEC, llegó a un 5,8 por ciento en el noveno mes del año.

Los datos, donde se descuenta el componente inflación, reflejan que la industra manufacturera tuvo una caída del 2,8 por ciento; construcción un 8 por ciento; comercio un 5,8 por ciento. En contrapartida, la actividad se sostiene en servicios privados, intermediación financiera, seguros o inmobiliarias, con un crecimiento de hasta el 10 por ciento interanual.

Germán Giro, secretario de Producción, Empleo e Innovación de la Municipalidad de Rosario, analizó en diálogo con Apuntes y Resumen: “La actividad económica tuvo una fuerte caída en abril. A partir de allí la actividad económica cayó mes a mes y la vemos ahora en agosto y septiembre. La ciudad logró sostener su actividad hasta que llegó el proceso recesivo”. El futuro no es alentador, donde se estima una caída del 8 por ciento en relación con octubre de 2017. “El próximo mes será así y el último trimestre en su conjunto también. Y es lo que se anunció desde el Gobierno Nacional. Íbamos a entrar en recesión y lo vemos en números”, sostuvo.

A grandes rasgos, el funcionario estimó que en la actividad de Rosario el comercio tiene un 40 por ciento de participación; los servicios un 30 por ciento; la industria un 20 por ciento y la construcción, un 5 por ciento. “La estructura productiva de Rosario y de las grandes ciudades, donde hay una gran contribución de los servicios, hizo que se sostena medianamente la actividad en números”, señaló Giró y agregó: “En los meses siguientes se va a prolongar la recesión. En la Municipalidad seguimos con nuestras herramientas para amortiguar lo que vemos como un fin de año recesivo para la ciudad”.

El funcionario no dudó en estimar que el fin de 2018 y los primeros meses de 2019 van a ser complicados. “Esperemos que las variables macroeconómicas se estabilicen, que generen certidumbre y genere la actividad económica que todos necesitamos”, deseó.