La discoteca del Sereno
home > Política y Ciudadanía > Bergero: “No queremos cobrar un adicional, queremos mayor rentabilidad”
Bergero: “No queremos cobrar un adicional, queremos mayor rentabilidad”

07/11/2018

Kiosqueros piden una mayor rentabilidad en el servicio de recargas de tarjetas Movi. Advirtieron que realizarán un paro si el Ente de la Movilidad no los recibe

Kiosqueros de Rosario están en pie de alerta y no descartan la realización de un paro de recargas de tarjetas Movi. Para que esto no se realice solicitan una reunión con el Ente de la Movilidad, en la cual se discuta una mayor rentabilidad para el sector. En la actualidad es de 7 por mil, es decir, que por cada 1000 pesos que se recargan, solo se quedan con 7 pesos.

Para hacerle frente a la situación, algunos comerciantes toman el atajo de cobrar un adicional. Eso no se debiera realizar y no es lo recomendado por la Cámara de Kiosqueros de Rosario. En el caso de que sea denunciado y sancionado, la responsabilidad caerá sobre quien lo lleva a cabo.

El tesorero de la entidad, Norberto Bergero, expresó: “Lo que pretendemos es una mayor rentabilidad del servicio, nada más”. Al respecto contó: “Hicimos una reunión a principios del año pasado y nos dijeron que en el próximo estudio de costos nos iban a avisar. Pero ya hubo 3 o 4 estudios e incrementos y nos tienen olvidados, en el fondo del tarro”.

Asimismo denunció: “Queremos dialogar pero no nos escuchan. Presentamos varias notas pero no nos atienden. El costo que tiene en sí es la hora hombre que uno utiliza. A un negocio donde viene una determinada cantidad de personas a comprar te da una rentabilidad y puede irse por otra que viene a recargar la tarjeta con cero rentabilidad. Es plata que uno pierde”. “No queremos cobrar un adicional, queremos mayor rentabilidad”, resaltó.

El comerciante reconoció que “el porcentaje que se puede pedir va a repercutir sobre el costo del boleto y el usuario deberá pagar el boleto más caro”. “Hay muchas cosas que podemos negociar con el tema de la rentabilidad de la tarjeta. Por ejemplo la venta del plástico, proponiendo un espacio físico para que se ponga una máquina expendedora con un cánon para el comercio”. Bergero pidió que “el municipio tome conciencia y llame a una reunión”. De lo contrario advirtió: “Estamos evaluando la posibilidad de realizar un paro con la no recarga de la tarjeta”.

Por otra parte la crisis económica que afecta al país no excluye a los kioscos. Según relató, el sector se ve muy complicado “por las tarifas, los aumentos y las pocas ventas”. Actualmente registran una caída del 40 por ciento en las ventas y un incremento en los costos de entre un 10 y un 15 por ciento, dependiendo de la marca y los productos. A eso se sumará en breve un mayor consumo de la luz por la llegada del verano.