">
La discoteca del Sereno
home > Política y Ciudadanía > Las ferreterías tienen una caída en las ventas del 30 por ciento
Las ferreterías tienen una caída en las ventas del 30 por ciento

06/11/2018

Desde el sector aseguran que "hay momentos donde no hay gente". Temen por la estabilidad de los puestos de trabajo si la recesión se profundiza

El sector de las ferreterías también está viviendo un presente complicado a raíz de la recesión económica. Según estiman los representantes del área se registra una caída en promedio del 30 por ciento en las ventas en comparación al 2017. A esto debe sumarse la inflación del período, que ronda el 80 por ciento pero alcanza el 100 por ciento en algunos productos.

Uno de los factores que más golpea a los ferreteros es el de la devaluación. Por un lado los importadores, que son los formadores de precios, calculan los costos con un valor del dólar a 45 pesos y no lo han bajado tras la baja de la cotización de la moneda estadounidense. Y si bien hay fábricas de producción nacional, sus insumos están fuertemente relacionados con la importación. La cadena de valor arrastra ese precio.

El presidente de la Cámara de Ferreterías de Rosario, Sergio Angiuli, manifestó en diálogo con Apuntes y Resumen: “La gente consulta mucho más que antes y no compra cuando le parece alto el precio o su bolsillo no lo permite. Hay momentos donde no tenemos gente y es muy difícil sostenerlo. Espero que se revierta pronto esta crisis o algunos colegas van a quedar en el camino”. “Lo que más se está vendiendo son los artículos de primera necesidad: ir a buscar el repuesto que le ayude a solucionar el problema. Se está dejando de lado la compra de máquinas o las intenciones de arreglar la casa”, agregó.

Angiuli fue muy crítico con la actitud de ciertos importadores que cotizaron sus productos con una referencia del dólar a 45 pesos y aún no lo bajaron. “Le pedí a mis colegas que no nos sumemos a ese juego. Están ofreciendo plazos de pago hasta a 150 días, algo ilógico para la inestabilidad económica de Argentina. Eso es porque están cubiertos de todo riesgo”. En ese sentido aseguró que “el camino es poner precios reales porque la falta de ventas es muy considerable y cuando siga pasando eso un poco más no queda otra que bajar los precios”.

Si bien hasta ahora hay cierta paridad entre la cantidad de ferreterías que cerraron y las que abrieron, las nuevas principalmente son chicas o de garaje. “Tienen pocos productos y es muy difícil de sostenerla en el tiempo”, advirtió y agregó: “Las ferreterías medianas se están sostienendo como pueden. Lo más difícil es achicar el recurso humano porque formar a alguien es muy complicado. Es un oficio”. “Hasta ahora no hubo despidos peroº. Son muchíismos los rubros que están resentidos”, afirmó.