La discoteca del Sereno
home > Política y Ciudadanía > La caravana migrante avanza por México con destino EE. UU.
La caravana migrante avanza por México con destino EE. UU.

05/11/2018

Alrededor de siete mil hondureños se dirigen a pie a Estados Unidos escapando de la pobreza, la falta de oportunidades y la violencia política estructural

La caravana de migrantes hondureños ya llegó a la Ciudad de México, en su camino a Estados Unidos. La misma está compuesta de familias, incluyendo a mujeres y niños, que a cara descubierta intentan llegar al país del norte desde fines de octubre. Si bien el éxodo es masivo, está lejos de lo ocurrido en los últimos meses y años. El fenómeno data de varias décadas.

Entre las razones que motivan a los hondureños a migrar a Estados Unidos se encuentra la pobreza de sus habitantes; un país con una economía remesodependiente, con un Gobierno que accedió a través de un golpe no militar y que excluye al 60 por ciento de su población, y con una violencia política estructural, con 50 muertes cada 100 mil habitantes, producto del accionar de maras o coyotes.

La licenciada en Ciencia Política y coordinadora del Grupo de Estudio sobre Migraciones de la UNR, Mariana García, explicó en diálogo con ABC Universidad: “Esta emigración tiene que relación con otros fenómenos emigratorios de la región, pero llama la atención el éxodo familiar con campamento y caminando. Por México pasaron más de 40 mil hondureños y hubo 37 mil deportaciones, lo cual nos permite relativizar. Los hondureños escapan por la violencia del Estado, del mercado o la violencia fragmentada pero es devuelta por México o Estados Unidos”. En ese sentido explicó que “hay personas que han salido en más de una oportunidad sufriendo hambre, desapariciones, muerte o violaciones”.

García consideró que México es un país de frontera “pero si tuviera intenciones de recibir, registrar y brindar protección a los migrantes durante la caravana podría y estaría en condiciones de hacerlo”. Al respecto enumeró que “viven un momento de bonanza; todas las universidades trabajan la cuestión migratoria y tienen una sociedad civil sumamente organizada porque no hay familia en la cual no haya un fenómeno emigratorio a Estados Unidos”. Se estima que alrededor de 450 mil personas pasan por año con destino a Estados Unidos.

Respecto al trato con los emigrantes, la licenciada en Ciencia Política evaluó que México es más sensible pero con profundas contradicciones: “Siempre ha asumido una postura de denunciar las violaciones a los derechos humanos que Estados Unidos hace a sus emigrantes pero se producen violaciones a los derechos humanos de migrantes salvadoreños, hondureños o guatemaltecos”.

Si bien los porcentajes migratorios han bajado respecto a otros períodos, el discurso antiinmigratorio es utilizado para ganar elecciones de connotación global como en Estados Unidos o Europa, aunque también en otros casos como los de Bolsonaro o Macri. “En épocas de crisis buscar el enemigo en el migrante suele dar buenos resultados”, apuntó García. En contrapartida aseguró que cerrar las fronteras no es posible. “Si se mantuviera ningún tipo de inmigración hacia Estados Unidos o Europa serían países que decrecerían demográficamente y que no tendrían resueltos los principales problemas sociales de empleo, por ejemplo”, argumentó y agregó: “Con la migración, las medidas restrictivas van de la mno con otro tipo de negocio como las cárceles de frontera, pero no es económico que no haya migración. Su criminalización hace que se vea sometida a ser explotada o a trabajar a muy bajo salario”.