La discoteca del Sereno
home > Especiales > Supermercados: el poder adquisitivo cayó hasta un 60 por ciento en tres años
Supermercados: el poder adquisitivo cayó hasta un 60 por ciento en tres años

16/10/2018

La inflación se hace sentir en los bolsillos argentinos, con sueldos que no crecen como los precios. El alza en supermercados fue del 11,48% en septiembre

Autor:
Alejandro Arnoletti

La caída del poder adquisitivo es cada vez más notoria ante el alto nivel inflacionario y con sueldos que no van de la mano. El alza del costo de vida acumulado en los últimos 12 meses llegó al 57,34 por ciento. A pesar de ello, las paritarias se cerraron en un orden promedio menor al 20 por ciento y los aeronavegantes lograron una suba del 42,8 por ciento, constituyéndose en un récord.

En supermercados, el incremento de septiembre en la provincia fue del 11,48 por ciento. Esto hace que la inflación en estos comercios en lo que va del 2018 sea del 49,66 por ciento. El principal factor de este salto fue la devaluación del peso, con un dólar que trepó de 31 a 40 pesos en los últimos días de agosto. Por tal motivo supermercadistas y almaceneros recibieron listas de precios con alzas de entre un 10 y un 30 por ciento.

En ese sentido, un informe del Centro de Estudios Scalabrini Ortiz estimó cuánto fue la caída del poder adquisitivo de cuatro grupos sociales en lo que va de la gestión de Mauricio Macri: aquellos que perciben una jubilación mínima, un sueldo promedio de un trabajador, beneficiario de la Asignación Universal por Hijo y trabajador con un salario mínimo, vital y móvil.

En el caso de un jubilado que percibe la remuneración mínima recibe 8637 pesos mensuales, mientras que en el inicio del período evaluado era de 4299 pesos mensuales. En este tiempo hay productos como el aceite de girasol, en el que la persona puede comprar casi un 60 por ciento menos de unidades que como hubiera podido hacerlo en diciembre de 2015. Entre los productos considerados, el de menor baja fue la yerba mate, en un 7 por ciento.

 

 

 

Por su parte, un trabajador que percibe el salario mínimo, vital y móvil vio cómo su sueldo se incrementó desde diciembre de 2015 a la actualidad, aunque como ocurrirá en todos los casos no va de la mano con la inflación. Puntualmente, al fin del gobierno de Cristina Fernández el valor era de 5.588 pesos, mientras que en la actualidad es de 10.700 pesos. Aunque si se evalúa en dólares, ese sueldo está rondando por la mitad. La franja de caída en los productos analizados va desde el 59 por ciento, en el caso del aceite de girasol, hasta el 11 por ciento en el de la yerba mate. En tanto que en la evaluación con el sueldo promedio de los trabajadores, la pérdida de poder adquisitivo es apenas inferior a la de una persona que percibe la mínima.

 

 

 

 

 

En el caso de la Asignación Universal por Hijo, en este momento sus beneficiarios perciben 1694 pesos. En diciembre de 2015 ese valor era de 837 pesos. En este lapso la caída de la capacidad de compra fue similar a la de los jubilados.