La canción del país
home > Ciencia y Calidad de Vida > La teta es el primer puente afectivo
La teta es el primer puente afectivo

02/08/2018

En la Semana de la Lactancia Materna, la subdirectora de la Maternidad Martin, Marcela Abello, habló sobre la importancia de amamantar durante la primera hora de vida

Recomiendan amamantar a los bebés en su primera hora de vida.

Como cada año, del 1 al 7 de agosto se celebra en más de 170 países la Semana Mundial de la Lactancia Materna, un período actividades e información tendientes a promover y colaborar con las familias para tener una buena experiencia durante este período tan importante para el crecimiento de las y los bebés.

En este marco, Marcela Abello, subdirectora de la Maternidad Martin explicó en ABC Universidad que la lactancia materna es el mejor alimento para el bebé, no sólo por los nutrientes de la leche, sino también porque estimula el vínculo madre-hijo, importante para el desarrollo cognitivo del niño. “Primero es lo vincular, lo emocional. Y después, por la misma línea, esta lo biológico como alimentación”.

Los primeros días son los más adecuados para el buen desarrollo de la lactancia, especialmente porque luego del nacimiento, el bebé se encuentra en un estado de alerta, lo que facilita la prendida y hace que sea más efectiva.

La lactancia facilita el óptimo crecimiento y desarrollo del bebé; proporciona nutrientes de alta calidad ayudando a prevenir el hambre, la desnutrición y la obesidad; disminuye el riesgo de enfermedades crónicas como hipertensión, diabetes, alergias, asma y obesidad, incluso en la edad adulta; previene el síndrome de muerte súbita del lactante y reduce en los pequeños los episodios de diarrea, otitis e infecciones respiratorias.

Por esa razón, Abello insistió en que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses, la introducción de alimentos apropiados para la edad y seguros a partir de entonces, y el mantenimiento de la lactancia materna hasta los 2 años o más.

Además, advirtió que es importante que la madre cuente con el acompañamiento de una pareja, que comprenda las necesidades de descanso a la par de la hija o hijo, de recibir comprensión y ayuda cuando lo necesite. “El rol del compañero es totalmente fundamental”, concluyó la obstetra.