Turismo a la carta
home > Especiales > "Es la crónica de una muerte anunciada"
"Es la crónica de una muerte anunciada"

18/07/2018

El acuerdo con el FMI profundiza el vaciamiento del Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la ANSES y no solo perjudicará a los jubilados sino a los trabajadores en general

Autor:
Alejandro Arnoletti

El acuerdo del Gobierno Nacional con el Fondo Monetario Internacional tiene como intención lograr un equilibrio fiscal. Para llegar a esa meta el Estado llevará adelante la venta de inmuebles y terrenos públicos. Pero además se prevé el desprendimiento del Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la ANSES.

El mismo fue creado por Decreto en 2007 con la intención de ser un patrimonio de afectación específica. Está compuesto por activos financieros tales como títulos públicos, acciones de sociedades anónimas, plazos fijos, obligaciones negociables, fondos comunes de inversión, fideicomisos financieros, cédulas hipotecarias, préstamos a provincias y a beneficiarios del SIPA. Su fin original era el de cubrir las contingencias de vejez, invalidez y muerte, el cual se encuentra integrado al Sistema Único de la Seguridad Social (SUSS).

Con la sanción de la Ley de Reparación Histórica, la actual gestión permitió utilizarlo para afrontar el pago de juicios por jubilaciones. Con ese antecedente Cambiemos se comprometió ante el FMI liquidarlo para hacerle frente a la reparación histórica. Así el Gobierno venderá los títulos públicos heredados de las AFJP y las acciones de empresas privadas que tiene en sus manos.

Tras esta Ley, el Gobierno ya vendió el 11,85 por ciento de Petrobras a Pampa Energía y el 16,71 por ciento en títulos de Solvay Indupa a Unipar Carbocloron. Además se desprendería de 246 millones de acciones de Telecom Argentina que pasarían a Cablevisión, equivalentes a 27.270 millones de pesos. De esta forma el único resultado será el desfinanciamiento del sistema previsional argentino y el destino, un sistema de capitalización individual.

Para analizar la situación actual y el devenir del sistema previsional, el portal de Radio UNR habló con el Dr. Christian D'Alessandro, abogado especializado en la temática.

 

¿Cómo analiza el acuerdo con el FMI de acuerdo con el alcance a los jubilados?

Lo que se está haciendo es reforzar una política de ajuste contra los jubilados. No sólo contra los jubilados, sino también contra los trabajadores, que son futuros jubilados. El Fondo de Garantía de Sustentabilidad es el fondo de los jubilados y de los trabajadores. Pero sobre todo de los trabajadores porque son los que tarde o temprano van a acceder a lo puede llegar a ser un imposible, que es la jubilación. Lo que se ha hecho con el desembarco del Fondo Monetario Internacional en las políticas públicas argentinas no es más que poner la firma donde ya lo venían aplicando. De hecho la Reforma Previsional de diciembre tenía un claro sesgo de lo que el FMI y el OCDE, el FMI aggiornado, venían diciendo que la Argentina tenía que cumplir con una serie de metas para cumplir con el libre mercado y los créditos.

 

Como los casos de Petrobras y Pampa Energía

A precios muy bajos y grupos amigos. No es una política novedosa. Hoy es rimbombante y que aparece en los medios pero hay informes del momento en que se sancionó la Reparación Histórica y se constituyó la Comisión Bicameral para seguir los fondos de Garantía de Sustentabilidad claramente advertían que en un futuro no tan lejano el fondo de trabajadores y jubilados iba a quedar en cero. Lo que sucede es que se plasma y se sincera algo que venían de hecho.

 

¿Por cuánto está compuesto actualmente el Fondo de Garantía de Sustentabilidad?

En el primer trimestre de 2018 había en dólares 62.847 millones, por lo que en pesos representaban 1,276 billones. Según la propia ANSES decreció en dólares en ese período un 2 por ciento. Ellos la disimulan en relación a pesos, que aumentó, pero es por la devaluación. El total de lo que hay es mayor a las reservas. Lo que va a pasar acá es que van a meter mano en el FGS para el pago corriente de jubilaciones y pensiones.

 

¿Y entonces?

El ahorro que se tiene es finito. Si se echa mano ahí en algún momento se queda sin la plata y con la misma deuda porque las jubilaciones y pensiones se deben pagar siempre. Lo que va a terminar pasando es el advenimiento del ahorro voluntario, la AFJP light, “cajitas felices”, que es el ahorro de capitalización individual.

 

Volver al viejo sistema...

Claro. Es la crónica de una muerte anunciada. Se va plasmando cada vez más. Esto tiene que salir desde el Congreso. Salvo una oposición férrea, el resto termina siendo gradualista y levanta la mano en contra de la política pública para los jubilados.

 

Para venderse los fondos en el marco de este acuerdo, ¿se requiere de un nuevo aval del Congreso?

En principio, no. De hecho salió el decreto que así lo establece porque ya fue autorizado en una parte con la Ley de Reparación Histórica. Van a meter la mano donde quieran sin dar rendiciones. El Congreso puede hacer, de hecho hay proyectos de la oposición para preservar el Fondo de Garantía para que no se pueda tocar pero cuando se fue a tratar no hubo quorum.

 

¿Se avanzará en una nueva reforma pero ajustando más?

Sí, de hecho se conformó el Consejo de Sustentabilidad Previsional y es el que va a evaluar la Reforma Previsional que se viene. Y lo va a hacer con el pilar voluntario del ahorro. En definitiva no va a ser nada voluntario porque cuando el Estado tenga que proveer las jubilaciones a los nuevos beneficiarios va a ser tan bajo el importe que en definitiva que el que tenga que venir atrás a jubilarse lo va a pensar dos veces y va a tener que pagar una diferencia para cobrar lo que hoy se cobra a través del Estado, que ya es poco.