Dr. Smooth
home > Política y Ciudadanía > “Leche no va a faltar pero va a estar en mano de megatambos"
“Leche no va a faltar pero va a estar en mano de megatambos"

10/07/2018

El Gobierno Nacional volvió a suspender el encuentro pactado con productores lecheros, que vienen sufriendo una fuerte crisis en el sector desde hace meses

El Gobierno Nacional volvió a suspender la reunión con los productores lecheros, al igual que el pasado jueves. La nueva fecha para el encuentro será cerca de fin de mes, donde los representantes del sector manifestarán a los funcionarios los grandes inconvenientes que sufren en el día a día de la actividad.

Los productores reciben actualmente en promedio 6,80 pesos por litro ordeñado, mientras que están necesitando no menos de 8 pesos para alcanzar una situación de equilibrio. Esta diferencia la vienen sufriendo desde hace meses y a eso se debe agregar la sequía o los excesos de agua, que determinan que produzcan por debajo de un margen lógico de rentabilidad.

El presidente de la Mesa de Productores Lecheros de Santa Fe, Fernando Córdoba, manifestó en diálogo con “Apuntes y Resumen” los motivos por los que cree que no los recibieron desde el Gobierno: “Creemos que más que nada porque no iban a tener respuestas a lo que íbamos a pedir los productores: una rápida recomposición de precios”. Del mismo modo expresó: “Nos afectó mucho la devaluación del peso en los últimos 45 días y prácticamente ha hecho inviable la producción láctea para todos los productores”.

 

 

En ese sentido planteó: “A la vaca le damos de comer dólares y le ordeñamos pesos”. Toda la alimentación de los animales está expresada en la divisa norteamericana. Tanto las semillas para el pasto, como el resto de la alimentación a base de algodón, trigo, maíz o soja. “Hay un mercado internacional que fija esos valores en dólares. Si devaluás el peso, vale mucho más al día siguiente. Vos cobrás pesos y se produce un desfasaje automático”, explicó.

Los productores tuvieron una reunión con el presidente en diciembre pasado. Allí Macri les indicó que “es un negocio entre privados y que el Estado no iba a meterse en ese negocio”. Así se tiende a la concentración de la actividad, con menos productores. Al respecto, una información oficial indica que de diciembre de 2015 a abril de 2018 entre la industria y los productores se ha perdido 15 mil millones de pesos. Pero de ese total, 14700 correspondieron a los productores.

De la cuenca lechera más importante de Latinoamérica, comprendida por Santa Fe, Córdoba, Entre Ríos y Buenos Aires, desaparecen 500 tambos por año, de un total de 10 mil que hay en el país. Y la producción está estancada desde hace años, con 10.500 millones de litros anuales y un consumo de alrededor de 9 mil millones de litros y el resto para exportación. “Leche no va a faltar pero va a estar en mano de megatambos y menos en productores. La economía familiar va a desaparecer y tomarán el control industrias como Arcor, Adecoagro, Verónica o Williner”, estimó.