La discoteca del Sereno
home > Ciencia y Calidad de Vida > Fotos que rescatan viejas patologías
Fotos que rescatan viejas patologías

27/06/2018

Un equipo de la Facultad de Medicina halló unos 8000 negativos de vidrio, sus copias en papel, y diapositivas para proyección, que aún están en etapa de análisis y clasificación, y apuestan a conservarlo por su valor científico

Se encontraron imágenes de patologías que al día de hoy están desaparecidas.
1/2

La fotografía en Medicina, y especialmente en Patología, es un documento que posee un valor vital a la hora de ejemplificar hallazgos y confeccionar trabajos científicos. Un equipo de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) ha rescatado un material que permite acceder a imágenes de finales del siglo XIX y principios del XX, que dan muestra de distintas patologías de las que no se tiene casi ningún registro visual en la actualidad.

Los investigadores realizaron la revisión del archivo de negativos fotográficos, el cual consta de aproximadamente 8000 negativos de vidrio, sus copias en papel, y diapositivas en vidrio para proyección. Los negativos corresponden a tomas macroscópicas, microscópicas, de pacientes, radiográficas y láminas de múltiples especialidades médicas. De ese análisis, que todavía está en proceso, se encontraron imágenes de patologías que al día de hoy están desaparecidas, tal es el caso de la viruela, la lepra, entre otras.

El equipo de investigación completo está conformado por Ana Lía Nocito, Daniela Zicre, Susana Márquez, Federico Calderone, Germán Sánchez Granel y Dora Vidonne, todos integrantes de la Facultad de Ciencias Médicas de la UNR.

 

Dora Vidonne, Ana Lía Nocito, Daniela Zicre y Germán Sánchez Granel.

En diálogo con ABC Universidad, Ana Lía Nocito contó que estas muestras, de las que se cree que son una colección única en el mundo, estaban perdidas entre cientos de archivos viejos que se encontraban resguardados en la Facultad. “Dimos con este material de casualidad. En el 2008 se quemó parte del segundo piso, lugar en donde estaban guardadas. Lo que se rescató, se llevó a la planta baja y se dejó abandonado. Es un archivo valioso que es patrimonio de la Facultad de Medicina y de la Universidad, y no existe en el mundo. Estábamos convencidos que no podía dejarse tirado, y por eso nos pusimos como misión preservarlas y conformar un grupo específico para trabajar sobre ellas”.

El contenido que tienen estas piezas a nivel académico es único y permite acceder a un universo que se pensaba perdido. Son fotografías de todas las especialidades y láminas de vidrio que se proyectaban en clase a los alumnos, en donde se encuentran patologías que ya no existen en el mundo. Entre las láminas se pueden observar, por ejemplo, estadísticas de mortalidad infantil en esos años.

El análisis de toda esta colección todavía está en una primera etapa. Los investigadores comenzaron chequeando caja por caja y negativo por negativo, con el objetivo de tratar de re clasificarlos a partir de una visión actual. 

El gran problema al que se enfrentan los docentes es que se perdieron distintos elementos a causa de los años de almacenamiento y del incendio, especialmente los biblioratos que servían de guía para las muestras. Es por esa razón que el proceso de análisis está llevando tanto tiempo, ya que cada imagen debe estudiarse a fondo para clasificarlas e integrarlas a las otras.

“Encontramos patologías que hoy por hoy están desaparecidas, como la viruela. Actualmente, se supone que está erradicada, pero tenemos ejemplos sobre ella que son increíbles que muestran cómo actuaba y se desarrollaba. En aquel momento la gente moría de esta enfermedad, pero como hoy no existe en el mundo, a veces es difícil reconstruir sus consecuencias. Estas imágenes nos permiten conocer y tener un detalle de cómo afectaba al cuerpo. En la actualidad se han desarrollado medicamentos, operaciones e intervenciones para tratarla, pero en las fechas de las fotos se nota que era normal”, manifestó Nocito.

Los investigadores presentaron un resumen de la muestra en el Congreso de Patología y el plan es llevarlo al Congreso Europeo de Bilbao que se realiza en septiembre. Para esa instancia el objetivo es mostrar más piezas para que se visualicen mejor las dimensiones del material. “La idea es seguir adelante con este trabajo, conseguir un lugar para archivarlos, que la conservación sea la adecuada y poder extraer lo más interesante para mostrarle a los estudiantes”, expuso la investigadora.

 

Infografía: Natalia Fernández Baez.