Radioactividad
home > Especiales > El sistema de medios tras la derogación de la Ley Audiovisual
El sistema de medios tras la derogación de la Ley Audiovisual

08/06/2018

La concentración de los medios de comunicación en Argentina se vio fuertemente impulsada luego de la derogación por DNU de la Ley de Servicios Audiovisual 

Foto - Twitter: Comunicación UNR
Autor:
Alejandro Arnoletti

El Sindicato de Prensa Rosario organizó la charla – debate “Después del desguace de la Ley de Medios”, en el marco del Día del periodista y de los trabajadores de prensa. La misma se desarrolló delante de un nutrido auditorio, en la Sede de Gobierno de la Universidad Nacional de Rosario. De la misma formaron parte Alicia Simeoni, secretaria adjunta del sindicato; Daniel Fossaroli, vicepresidente de FARCO y miembro fundador de Aire Libre Radio Comunitaria; María Capurro Robles, subdirectora de Protección de Derechos de la Defensoría del Público y Damián Loreti, especialista en derecho y comunicación y corredactor de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual.

Durante la charla los expositores reconocieron el largo proceso recorrido para que se sancione en el Congreso la Ley Audiovisual de la democracia, con la ponderación de sus grandes virtudes y el nuevo mapa de medios que con el tiempo iba a lograr. Una de esas grandes medidas era la división del espectro para medios públicos, privados y comunitario en partes iguales, inédito en el país. Desafortunadamente un DNU acabó con los puntos sustanciales de una normativa ampliamente debatida en distintos foros del país.

La concepción de la comunicación como un derecho humano y cultural volvió a ser reemplazada por la visión de negocio. Así los medios públicos y comunitarios vuelven a perder terreno con los comerciales. Y las políticas tienden a achicar aún más a los medios que no tienen ánimo de lucro, reduciéndolos a una mínima expresión.

Esta concentración viene perjudicando claramente la labor de los comunicadores y en estos dos años y medio de gestión de Cambiemos se han perdido alrededor de 3000 puestos de trabajo en todo el país. El desguace a la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual también impacta en los organismos creados para velar distintos aspectos de las comunicaciones. Una de ellas es la Defensoría del Público, que desde el fin de la gestión de Cynthia Ottaviano está acéfalo.

Así, en este contexto, resultan los grandes medios concentrados los más beneficiados ante una “ausencia” de Ley. Porque como dijera Oscar Aguad, “la mejor Ley de Medios es la que no está” (para esos medios).