Babel era una fiesta
home > Política y Ciudadanía > “El transporte debería gestionarlo el municipio”
“El transporte debería gestionarlo el municipio”

15/05/2018

Lo dijo el concejal Eduardo Toniolli al referirse a la “coyuntura de difícil solución” que atraviesa el transporte urbano de pasajeros de la ciudad

Cada vez se agrava más la crisis del transporte.

Luego que desembarcara en el Concejo Municipal un informe del Ente de la Movilidad que admitió que el sistema de transporte local atraviesa una “coyuntura de difícil solución”, el concejal Roberto Sukerman presentó un proyecto en el que pidió municipalizar el servicio. Detrás de él se encolumnaron los otros sectores del peronismo. 

En este marco, el concejal Eduardo Toniolli consideró en Rompiendo los Cocos que “el transporte debería gestionarlo el municipio”, dado que ha quedado de manifiesto que los prestadores estatales brindan un mejor servicio que los privados.

“Hoy lo que está pasando es que el déficit estructural de las empresas de transporte, en el caso de La Mixta y Semtur, se cubren con aportes extraordinarios del Estado municipal, es decir, que además de los subsidios formales que están blanqueados y además de los aportes de los usuarios cuando pagan el boleto, existe un tercer aporte que es el del mismo municipio, cuando anualmente capitaliza esas empresas. ¿Cómo se cubre ya no el déficit sino la expectativa de ganancia del actor privado? Básicamente como el Estado no le puede poner dinero en la mano, lo que hace el Estado es mirar para el costado y dejar que retire unidades de la calle, retire servicios nocturnos, etc.”, manifestó el edil.

Según los estudios realizados, Toniolli denunció que “el peor servicio dentro del sistema del transporte de urbano de pasajero de Rosario lo cumple, por lejos, Rosario Bus”. Además, anticipó que en agosto vence la prórroga del actual sistema y ya hay varios ediles que adelantaron que no avalarán una nueva prórroga.

 

“Lo que dice la norma nunca fue un problema, el problema siempre fue la falta de control y de penalización de los incumplimientos. Porque el sistema funciona en base al incumplimiento de la empresa privada. Por eso lo mejor que podemos hacer es discutir esa transición de la mejor manera posible”, reflexionó.

Mientras tanto, el sistema viene perdiendo usuarios y el municipio le inyecta cada vez más fondos para poder prestar el servicio, que ahora está en jaque por la poda de subsidios nacionales.