Babel era una fiesta
home > Ciencia y Calidad de Vida > La fibromialgia, una enfermedad invisible
La fibromialgia, una enfermedad invisible

14/05/2018

Se trata de una patología crónica que puede tardar mucho en ser diagnosticada. Es más frecuente en mujeres y jóvenes, y el estrés juega un factor determinante

La Fibromialgia está considerada como enfermedad por la O.M.S desde 1992.

En el marco del Día Mundial de la Fibromialgia, que se conmemora el 12 de mayo, el doctor Marcelo Abdala, Director Carrera Nacional Especialización Reumatología en Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional Rosario (UNR), brindó información en ABC Universidad sobre esta enfermedad.

Explicó que la fibromialgia es una enfermedad crónica de causa desconocida  caracterizada por dolor generalizado en regiones musculoesqueléticas, con anormalidades en el sistema nervioso central y síntomas asociados como fatiga, insomnio y alteraciones cognitivas.

Se considera una enfermedad invisible o silenciosa, ya que el paciente suele visitar varios profesionales hasta dar con el diagnóstico correcto. Esto se debe a que los estudios dan valores normales. El diagnóstico temprano beneficia al paciente al poder iniciar el tratamiento que alivie los dolores.

El síntoma principal es dolor continuado en amplias zonas corporales (zona cervical, parte superior de hombros y espalda, zona lumbar, nalgas, parte proximal de brazos, manos, muslos, rodillas o tobillos) que empeora con ciertas posiciones, las cargas físicas y la activación emocional, aunque a veces se acentúa de forma espontánea y sin un factor desencadenante aparente.

Sin embargo, también se asocia con  otros síntomastodos recurrentes. Estos son: cansancio, abulia, falla en la atención (nube fibromiálgica), dispepsia, ansiedad, tristeza, trastornos del sueño, jaquecas, e intestino irritable.

El diagnóstico es absolutamente clínico, dado que los resultados de análisis de laboratorio y de rayos X son normales. Se debe llevar a cabo un examen físico general, donde no se aprecian signos de tumefacción articular y la movilidad de las mismas son normales.

La evolución de la enfermedad es crónica, pero el pronóstico puede mejorar con un diagnóstico precoz, información correcta, y un enfoque terapéutico acertado. No existe un tratamiento curativo hasta el momento, pero si hay evidencia de resultados con tratamientos interdisciplinarios. Dentro de las opciones de tratamiento se recomiendan programas de ejercicios aeróbicos, ejercicios de fortalecimiento muscular y de estiramiento o flexibilidad.

Pese a que en Argentina no hay estadísticas precisas, se estima que entre el 1 y el 4% de la población mundial padece fibromialgia; sobre todo tiene mayor incidencia en mujeres que en hombres. “La enfermedad es más frecuente en las mujeres y en los jóvenes. Generalmente afecta a personas de menos de 50 años”, concluyó el especialista.