">
La discoteca del Sereno
home > Política y Ciudadanía > La Legislatura aprobó el pacto fiscal entre Santa Fe y Nación
La Legislatura aprobó el pacto fiscal entre Santa Fe y Nación

09/02/2018

La legisladora Mercedes Meier calificó el acuerdo como una "pérdida de soberanía" y un "acto de extorsión del gobierno nacional"

En una sesión sumamente caliente, que incluyó salidas del recinto y denuncias de violación de reglamento, se aprobó el proyecto de Pacto Fiscal entre Santa Fe y Nación, con los votos del Frente Progresista y Cambiemos.

En el reinicio de las sesiones de la Legislatura, la iniciativa fue discutida en primer lugar en la Cámara de Diputados. Un error de cálculo dejó a dos legisladores que iban a votar a favor –el radical Alejandro Boscarol y el diputado de Cambiemos Germán Mastrocola- afuera del recinto.

La legisladora por el Frente Social y Popular, Mercedes Meier, dialogó con Radio Universidad y manifestó: "No dejó de sorprendernos que esta sea la primera sesión del año, un 8 de febrero y sin estar la firma del Pacto Fiscal en el temario. Esperabamos que el Senado le de otra importancia al tema, no fue así, y en Diputados se irrumpió con el tratado".

En tanto, agregó: "Entre el socialismo y el pro, acordaron para lograr que se apruebe el Pacto Fiscal, junto con la reforma tributaria. Para nuestro partido esto es una entrega de nuestra soberanía, una extorsión del gobierno nacional para con la provincia".

Cuando se enteraron de la votación, ingresaron a las corridas, pero el justicialismo y otros bloques críticos habían logrado frenar su aprobación. Sin embargo se pasó a un cuarto intermedio y el presidente del cuerpo, Antonio Bonfatti, apeló al reglamento para recomendar una segunda votación con todos los legisladores presentes.

En la segunda vuelta ganó el “sí”, lo que provocó la airada reacción opositora. El diputado justicialista, Leandro Busatto, denunció públicamente un “contubernio” para “violentar reglamentos” y darle media sanción a la norma “sin un debate serio”.

La propuesta levantó polvareda incluso dentro de un sector díscolo del Frente Progresista, liderado por Rubén Giustiniani, quien consideró que el acuerdo avala “las reformas estructurales del gobierno nacional, con la receta de la vieja concepción liberal de retiro del Estado, apertura de las importaciones y privatizaciones”.

Del otro lado, el radical Julián Galdeano defendió el proyecto diciendo que “termina con distorsiones fiscales”, mientras que Mas Varela del Pro argumentó que “reordena los impuestos” y “quita cargas” al sistema productivo.

Lo cierto es que tras la media sanción en Diputados, el proyecto tuvo tratamiento exprés en el Senado y se convirtió en ley, a partir –en este caso- del aval de justicialistas que lo apoyaron para “darle gobernabilidad” al Ejecutivo.