Barco ebrio
home > Política y Ciudadanía > Los Funes y los Caminos, una guerra sin fin
Los Funes y los Caminos, una guerra sin fin

07/02/2018

Tanto el director provincial de Investigación Criminal, Darío Chávez, como la diputada Alejandra Rodenas hicieron una lectura de la sanguinaria guerra entre las bandas que se disputan el dominio del narcotráfico en zona sur 

Alan Funes, parte del clan narco de Los Funes.

La feroz guerra narco entre las dos familias sumó un nuevo acto violento a la lista. A pocas horas del crimen de Jonatan Funes, hermano de uno de los presuntos cabecillas de una de las bandas criminales que disputan el control de las calles de zona sur para vender estupefacientes, su novia Brisa Belén A. fue baleada desde otro auto mientras iba hacia el velatorio del muchacho en el macrocentro de la ciudad.

En diálogo con Apuntes y Resumen, Darío Chávez, Director provincial de Investigación Criminal, consideró que  el recrudecimiento de la pelea entre las dos bandas tiene directa relación con buscar avanzar en el territorio ante el avance judicial que debilitó a la mítica banda narco. 

”Hay una mezcla de disputa territorial y también de antiguas cuentas pendientes, que se están cobrando ahora. Esto es lo que ha incrementado la violencia. Hay cuestiones personales e interpersonales que se suman también a la cuestión  de la economía delictual de esta gente”.

“Uno como Estado tiene que hacer mucho más todavía de lo que se está haciendo, a la hora de la prevención y de la investigación”, reflexionó.

De igual modo fue consultada sobre este tema la Diputada Nacional Alejandra Rodenas sentó su postura sobre la ola de homicidios que se están produciendo en la ciudad en el marco de la guerra que están disputando las familias Funes y Caminos. 

“Vamos a tener que darnos unas políticas criminales que abarquen distintos sectores y aspectos de este conflicto”, precisó.

Además, la ex jueza penal opinó sobre la nueva doctrina policial que planteó la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich. “A mí me parece que estas propuestas de ley y orden, esta especie de guerra con el delito, sin respetar el Estado de derecho, alimenta revancha, contribuye a que la sociedad se crispe aún más y termina no resolviendo el conflicto”, consideró.

“La solución la tenemos que buscar entre todos de una vez por todas. Frente a semejante conflicto social y criminal que está atravesando a todos los sectores sociales, nos tenemos que sentar en una mesa de dialogo los actores fundamentales, los que tenemos la responsabilidad y la obligación de darle una respuesta a la sociedad”, concluyó.