Barco ebrio
home > Política y Ciudadanía > Impulsan campaña para reducir los alimentos desechados
Impulsan campaña para reducir los alimentos desechados

05/02/2018

La idea impulsada por el municipio y los hoteleros gastronómicos ya cuenta con más de 200 locales gastronómicos de la ciudad adheridos

Más de 200 locales gastronómicos de Rosario se sumaron a la campaña “Los alimentos no se tiran”. El programa busca evitar el desperdicio de comida e insta a los comensales a conocer el derecho a llevarse los alimentos que no consumen de un bar o restaurante. El lema que promueve esta práctica es “no son sobras, es otra comida”.

Los negocios principalmente ubicados en los corredores de Pellegrini, Pichincha y Costanera son los que adhirieron a la iniciativa y en los próximos días llegará a la zona sur. La propuesta busca que los consumidores sepan que es un derecho la posibilidad de pedir llevarse los alimentos que no se consumen en el lugar. Del mismo modo intenta generar la conciencia en los locales para reducir la cantidad de residuos generados.

Los comercios están identificados con adhesivos en sus puertas y de esta forma ya se recuperaron 50 mil kilos de frutas y verduras en el Mercado de Productores. Además sus cartas de menús incluyen la leyenda de que “los alimentos no se tiran”. La idea fue impulsada por la Secretaría de Ambiente y Espacio Público, junto a la Asociación Empresaria Hotelero Gastronómica.

La subsecretaria de Ambiente de la Municipalidad de Rosario, Cecilia Álvarez, dijo: “Llevarse los alimentos que no se consumen en los locales gastronómicos es un derecho adquirido y Rosario es la primera ciudad que lo tiene como derecho asumido”. “Está amparado en la ordenanza municipal aprobada en 2016”, agregó.

En la actualidad casi 200 toneladas diarias se arrojan a la basura en Rosario, por lo que una persona desperdicia entre un kilo y un kilo y medio de alimentos por semana. La funcionaria indicó que “un tercio de los alimentos que se producen en el mundo se pierden o desperdician a causa de prácticas inadecuadas o malos hábitos de consumo”.