Juana en el arco
home > Arte y Sociedad > Revelan por qué Borges no recibió el Premio Nobel
Revelan por qué Borges no recibió el Premio Nobel

10/01/2018

Jorge Luis Borges era un serio candidato en 1967 pero no fue reconocido por la Academia Sueca. Medio siglo después se desclasificaron los archivos

La Academia Sueca desclasificó el informe del Premio Nobel de 1967, que no fue otorgado a Jorge Luis Borges. En aquella oportunidad el galardonado terminó siendo el guatemalteco Miguel Ángel Asturias y el autor de “El Aleph” fue despachado con un argumento breve y punzante. Medio siglo después llegó la razón que, al menos formalmente, contradice a las sospechas políticas.

Según lo recolectado por el diario sueco “Svenska Dagbladet” el presidente del Comité del premio, Anders Osterling, rechazó a Borges porque resultaba “demasiado exclusivo o artificial en su ingenioso arte en miniatura”. Sin embargo el propio académico se contradijo en su apreciación sobre Samuel Beckett. En 1966 sostuvo que “la tendencia nihilista y pesimista sin fondo de la obra” del irlandés era contraria al espíritu de Alfred Nobel y en 1969 lo galardonó con el premio.

El argentino fue candidato entre 1956 y el final de su vida, 1986, y la hipótesis principal de las negativas fue su ideología política. De hecho en 1976 fue homenajeado como doctor honoris causa por la Universidad de Chile y el reconocimiento fue entregado por el dictador Augusto Pinochet. En aquella oportunidad el escritor sostuvo: “En esta época de anarquía sé que hay aquí, entre la cordillera y el mar, una patria fuerte. Lugones predicó la patria fuerte cuando habló de la hora de la espada. Yo declaro preferir la espada, la clara espada, a la furtiva dinamita”.

Los vínculos de ambos continuaron años después y se registró una reunión. Tras la misma Borges sostuvo que el militar chileno era una “excelente persona” y valoró “su cordialidad y bondad”. Al respecto Volodia Teitelboim, autor de “Los dos Borges”, recordó una conversación que mantuvo con el académico sueco Artur Lundkvist: “Me dijo: la Academia Sueca nunca le dará el Nobel a Borges. Le pregunté por qué. Mencionó el encuentro con Pinochet y los elogios al dictador. Y agregó: la sociedad sueca no puede premiar a alguien con esos antecedentes. Semejante confesión me sorprendió mucho. Supuestamente, un miembro de la Academia no puede expresarse en esos términos”.

Incluso María Kodama, viuda de Borges, adhirió a esta teoría en el marco del acto conmemorativo por los 30 años de la muerte. “Todo el mundo sabe que es una cuestión política”, sostuvo y aprovechó la oportunidad para deslindar responsabilidades del encuentro con el dictador chileno: “Él no fue invitado por Pinochet, sino por la Universidad de Chile”. “La gente es muy perversa, porque cuando un hombre como él recibe un doctorado, es protocolo que vaya el presidente del país”.