Falso vivo
home > Ciencia y Calidad de Vida > Avances en la lucha contra un tipo de cáncer de la sangre
Avances en la lucha contra un tipo de cáncer de la sangre

23/11/2017

Se trata de un gen que puede generar o suprimir tumores. Recientemente fueron publicados en la revista científica Cancer Cell

Dr. Menacho Márquez.

Mauricio Menacho Márquez, investigador adjunto de Conicet y vicedirector del Instituto para el Descubrimiento de Fármacos de Rosario (IIDEFAR) y del Max Planck Rosario, en colaboración con el Centro de Investigación Biomédica en Red de Cáncer (Ciberonc), a través del Centro de Investigación del Cáncer de Salamanca (CIC), participó del descubrimiento de un gen que, dependiendo del tipo de cáncer, puede actuar como promotor o supresor de la formación de tumores.

El trabajo de investigación del grupo dirigido por el doctor Xosé Bustelo, del cual ha participado Menacho Márquez, es el fruto de varios años de trabajo conjunto de un equipo interdisciplinario que pudo detectar cómo la proteína VAV1 actúa como un supresor de tumores en un cáncer de células de la sangre conocido como LLTA-A.

En diálogo con ABC Universidad, Menacho Márquez contó que el reciente trabajo ha logrado identificar un gen que actúa como freno clave en la formación de este tipo de leucemia. Mediante el uso de ratones modificados genéticamente demostraron que VAV1 se presenta como uno de los genes supresores que evitan la formación de estos tumores. Al mismo tiempo,  los científicos lograron establecer cuál es el mecanismo molecular que interviene en este proceso. Por lo cual, “este avance es estratégico en varios sentidos”, indicó el doctor.

Este mecanismo se basa en controlar los niveles de una proteína que actúa como acelerador en la formación de estos tumores. El hallazgo da cuenta de cómo un complejo proteico detiene un importante factor en el crecimiento de las células tumorales (ICN1) hasta lograr que eventualmente éstas se mueran.

De esta manera, la ciencia básica tiende un puente hacia el diseño de fármacos que sirvan para inactivar o activar las funciones protumorales y antitumorales ejercidas por este gen. “Los avances científicos del laboratorio proporcionan información útil para la selección racionalizada y el desarrollo de nuevas terapias que permitan abordar de forma efectiva un problema de relevancia biológica y clínica, de manera que nuestros avances son piezas claves para el futuro de la humanidad”, puntualizó el Menacho Márquez.