">
La marca de la almohada
home > Especiales > Una inmersión transmedia de sensaciones
Una inmersión transmedia de sensaciones

02/09/2017

El grupo Argento propone una experiencia inmersiva a través de su "Proyecto ambiente", un innovador espectáculo transmedia donde el público es protagonista

Foto: Los Andes
Autor:
Alejandro Arnoletti

El término transmedia no aparece en el diccionario de la Real Academia Española pero es un concepto cada vez más aplicado. Una definición podría ser la de un proceso narrativo basado en el fraccionamiento intencionado del contenido y su diseminación a través de múltiples plataformas, soportes y canales. Así la comprensión absoluta y el conocimiento profundo de la narración se obtienen cuando se recorren esas múltiples plataformas, soportes y canales, que cuentan con su propio significado.

Las experiencias de este tipo son cada vez más usuales en materia de comunicación y de marketing, aunque también puede ser una propuesta muy interesante para el arte. A ello apunta “Proyecto Ambiente”, llevado adelante por el grupo Argento. El espectáculo presenta distintas disciplinas artísticas en simultáneo en las que cada una de ellas crea su propio significado.

El espectáculo propone una experiencia inmersiva, en el que el hilo central no es un tema sino sensaciones. Al ofrecerse en diversas plataformas la experiencia envolvente que recibe el espectador puede variar. Allí la música, los textos desfragmentados, los visuales y la danza aérea, entre otros, otorgan su propia sensibilidad. Y la participación de los asistentes a través de sus fotos y posteos en redes sociales le dan otro matiz: el público no es pasivo, sino por el contrario también produce su contenido.

 

 

“Proyecto Ambiente” tiene su epicentro en Mendoza, pero su origen se encuentra en Barcelona. Allí el músico y Lic. en Comunicación Social por la UNR, Luciano Pietrafesa, junto a su compañera de “Argento”, Lilian Giubetich, comenzaron a versionar temas de Astor Piazzolla y luego decidieron moverse a otra área musical en permanente evolución e investigación. Así trabajaron proyectos interdisciplinarios multimediales que combinaban la danza contemporánea, aéreos en trapecios, telas y visuales en vivo.

Pero en el camino apareció otro Lic. en Comunicación Social por la UNR, Juan Mascardi, con el que Pietrafesa colaboró a distancia en sus trabajos audiovisuales. Tras el arribo del músico a la Argentina ambos comenzaron a trabajar en algunos conceptos. Y así comenzó a sobrevolar la idea de un espectáculo transmedia y la oportunidad de incluir textos de las crónicas de Mascardi.

La primera presentación fue en 2016 en Mendoza y las que continuaron también se desarrollaron en la misma provincia. La intención de Argento es llevar el espectáculo a ciudades como Rosario, Buenos Aires y Córdoba. El Lic. Luciano Pietrafesa, mentor del espectáculo, charló con el portal de Radio UNR.

 

 

“Proyecto Ambiente” es innovador, ¿cómo se fue gestando la idea?

Es algo nuevo que fue gestando en los últimos años. Surgió espontánea y naturalmente a partir del trabajo en conjunto que realizamos con Argento desde el 2004, en Barcelona. Surge primero como una propuesta musical en la cual tomábamos temas de Piazzolla y los versionábamos con una puesta electrónica. A medida que fueron pasando los años, nos fuimos moviendo también a otra área musical que está en permanente experimentación y evolución. En este trayecto nos cruzamos con Juan Mascardi y con varios proyectos que hicimos juntos para una serie documental, Sustancias Elementales. El gran desafío fue el de ir construyendo los ambientes que se generaban con el relato documental a través de las crónicas televisivas. En Barcelona paralelamente veníamos trabajando con proyectos interdisciplinarios que englobaban no solamente la performance musical sino también otras disciplinas artísticas como la danza contemporánea, aéreos en trapecios, telas, visuales en vivo. Cuando volvimos a la Argentina en 2012 comenzamos a pensar y desarrollar algunos conceptos con Juan en el campo de la Comunicación y el Arte.

 

¿Transmedia?

En Europa ya veníamos con una propuesta escénica multimedial donde, como el término lo indica, varios medios refuerzan un concepto. En esta nueva etapa, en nuestro país, comenzamos a desarrollar el Proyecto desde la perspectiva transmedia: cada parte del espectáculo va creando su propio significado. Buscamos construir una experiencia inmersiva, un relato en constelación donde el hilo central no es un tema sino una sensación y alcanza extensiones en plataformas diferentes.

 

 

¿Allí entraría la música, las acrobacias, el texto, lo visual?

Si bien construimos desde el plano musical, todo lo que sucede alrededor y como hilo conductor es una sensación y no un tema: “Proyecto Ambiente” toma cuerpo sólo en ese momento. Y aunque en las próximas performances nos basaremos en los mismos lineamientos, el resultado será completamente diferente. El desarrollo transmedia comenzó con la primera presentación en julio de 2016. Nos metimos en las crónicas de Juan en equipo y empezamos a analizar los textos. Esto fue un proceso muy interesante en el que la deconstrucción de los mismos fue clave. El objetivo de esta búsqueda fue dejar de lado la temática y trabajar sobre la “fuerza de las palabras”. Fue una excelente experiencia de desarrollo y trabajo en grupo. La puesta en escena fue en una sala de la Nave Cultural, un complejo cultural de la Municipalidad de Mendoza. Luego de la presentación todos coincidimos en el gran potencial de este proyecto. Unos meses más tarde la Universidad Maza, donde en cada año se lleva a cabo la Semana Internacional de la Comunicación, nos convocó. Juan expuso la teoría transmedia y “Proyecto Ambiente” bajó a la práctica los conceptos presentados.

 

¿Se puede hacer en cualquier teatro? ¿Tiene que estar adaptado?

Se vincula a la relación que se establece con la audiencia en el espacio de la performance. Desde mi experiencia, habiendo trabajado en diversas salas y teatros del mundo, encuentro que la disposición tradicional, o el llamado teatro italiano, limita el desarrollo de ciertos potenciales que sí son posibles en otros formatos escénicos. A este aspecto lo venimos trabajando desde hace muchos años con los ensambles y orquestas de guitarras y estas experiencias fueron muy útiles para la puesta en escena de este proyecto. El núcleo donde transcurre todo o gran parte de lo que sucede está en el centro de la audiencia. El espectador, de esta manera, cuenta con diferentes puntos de vista lo que enriquece su relación con la audiencia. Y por supuesto construimos la disposición escénica siempre en concordancia con todas las disciplinas que interactúan en la performance. Durante la última presentación por ejemplo, contamos con danza aérea en trapecio y tela, danza butoh, palabras y visuales en tiempo real, todo enmarcado siempre con la interpretación musical en vivo de Argento. Juan coordinó los contenidos Transmedia recibidos en forma de tuits y fotos que la audiencia iba subiendo y los iba retransmitiendo junto con Sebastián Masera, quien componía las imágenes proyectadas en sincronía con lo que estaba sucediendo en ese momento en escena. Todo fue registrado en 360º 3D.

 

 

¿Cómo construyen la temática?

Podemos decir que la temática de “Proyecto Ambiente” es el proceso mismo, se construye a partir de cada puesta en particular. Y si bien construimos desde el plano musical, todo lo que sucede alrededor y como hilo conductor es una sensación y no un tema. No está encuadrado sobre una temática en particular y de esto resulta que los espectadores tengan la posibilidad de dejar de ser “expectantes” y pasar a ser “partícipes” de su construcción. En la última presentación realizada hace un mes trabajamos sobre los textos de un escritor mendocino, Gustavo Tarantuviez. Dos historias que en forma conjunta con el invalorable aporte de Gustavo y Fernando Muñoz (el actor que las representó en vivo), desfragmentamos y deconstruimos dejando la temática de lado.

 

¿Cómo lo preparan?

La construcción se va dando a través del proceso creativo, desde que convocamos a la gente: un trapecista, una en telas, visuales. La performance se va dando a través del proceso de interacción que comienza desde que se da la convocatoria. A partir de ahí trabajamos sobre los distintos núcleos. Hacemos ensayos por secciones pero el 50 por ciento del show es improvisado. Las interacciones se dan sobre temas escritos donde hay improvisaciones o en otras que se dan en ese momento. Trabajamos en la dinámica de improvisación musical, con la dinámica de la danza generada en ese momento. Y en el general se da la improvisación de danza y música. Se autoretroalimenta. La preparación es el proceso mismo. Es un ensayo o dos antes del concierto porque preferimos que las cosas se den en escena.

 

Hasta ahora lo presentaron sólo en Mendoza. ¿Piensan llevarlo a otros rincones del país?

Para el año próximo tenemos como objetivo presentarnos en Rosario, Córdoba y Buenos Aires. Además, estamos terminando la postproducción del registro 360 grados 3D y nos estamos embarcando en la producción de un libro interactivo. Y por supuesto seguiremos la naturaleza del Proyecto, permitiendo que el proceso mismo nos indique el camino.