">
La discoteca del Sereno
home > Educación e Igualdad > Comenzó la cátedra sobre el aborto en la Facultad de medicina
Comenzó la cátedra sobre el aborto en la Facultad de medicina

23/08/2017

"El Aborto como problema de Salud" inició su dictado para debatir el derecho de las mujeres a la salud y a decidir sobre sus propios cuerpos

El pasado martes se inauguró, en la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Rosario, la cátedra “El aborto como problema de salud” como materia electiva. Esta cátedra, impulsada por la Red de Profesionales por el Derecho a Decidir y la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto, tiene como objetivo brindar a los profesionales de la salud herramientas para entender la problemática del aborto como un problema de la salud pública, abordando el marco jurídico y legal, las dificultades para el acceso a la Interrupción Legal del Embarazo (ILE) y los procedimientos y tecnologías médicas disponibles para la realización de la práctica de forma segura.

La intención de la materia electiva es brindar un ambiente de debate y aprendizaje que actualmente no existe en la facultad. Según explicaron los docentes de cátedras como Ginecología o Medicina Legal abordan la problemática de forma fragmentada, con un enfoque generalmente biologicista, con información incompleta e incluso contradictoria, lo que repercute en profesionales con poca formación a la hora de dar respuestas a estas situaciones, muchas veces reproduciendo prejuicios o temores que no se corresponden con la realidad.

Raquel Tizziani, médica clínica y sexóloga, señaló que en nuestro país se realizan cerca de medio millón de abortos al año, de los cuales cincuenta mil sufren complicaciones, aunque los datos oficiales que existen sobre la problemática son escasos. Son las mujeres pobres, con menor acceso a servicios de salud, las que sufren la mayoría de las complicaciones asociadas al aborto, por lo que la práctica termina transformándose en un privilegio de los ricos.

Respecto a la ilegalidad del aborto, Tizziani explicó que aquellas mujeres que decidieron terminar una gestación no deseada no dejan de hacerlo porque la práctica sea ilegal, sino que la ilegalidad hace que esa práctica sea insegura. La ilegalidad, la persecución, el estigma social llevan a la realización de abortos en ambientes inseguros, con medios inadecuados y a consultas médicas más tardías.

La cátedra continuará dictándose los días martes, a las 18hs, en la Facultad de Medicina.