La discoteca del Sereno
home > Ciencia y Calidad de Vida > Investigadores de la UNR descubren compuesto que elimina la salmonella
Investigadores de la UNR descubren compuesto que elimina la salmonella

26/07/2017

El compuesto fue extraído desde la cascarilla de soja. La salmonella es una de las cuatro principales causas de enfermedades diarreicas

Una investigación llevada adelante por científicos del Conicet y de la Universidad Nacional de Rosario comprobó que la levoglucosenona es capaz de eliminar la salmonella, bacteria que causa diarrea. Según se indica en la publicación realizada en la revista Industrial Crops and Products, este compuesto puede ser extraído la cascarilla de soja.

El trabajo fue llevado adelante por investigadores de Instituto de Química Rosario (IQUIR), de Biología Molecular y Celular de Rosario (IBR), de Investigación para el Descubrimiento de Fármacos de Rosario (LIDEFAR) y del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet). El equipo del IQUIR, liderado por el doctor Rolando Spanevello, obtuvo la levoglucosenona de la cascarilla de soja a través de pirolisis. El método consta de someter al material a altas temperaturas en ausencia de oxígeno para evitar la cobustión y así obtener un bioaceite conformado por una mezcla compleja de compuestos.

Spanevello indicó que luego se analizó “el bioaceite a través de los métodos biológicos que desarrollaron los grupos de Eleonora García Véscovi, del IBR; y el de Ricardo Furlán, del Lidefar, pensando que se podían encontrar algunos componentes bioactivos sin saber cuáles podrían ser”. “La sorpresa fue que el componente mayoritario que obteníamos de la pirólisis, la levoglucosenona, era el compuesto bioactivo”, dijo el investigador y aclaró que si bien “son estudios preliminares in vitro" detectaron que ese compuesto posee "citotoxicidad” sobre la salmonella, es decir, mata a la bacteria”.

Desde hace 15 años se investiga el tema y desde hace 3 se iniciaron los ensayos. “Nos sorprendió a todos que este estudio no se hubiese reportado antes”, manifestó. Del mismo modo indicó que el resultado de la investigación “es un puntapié inicial”. “De ahí a que se pueda transformar en algo que realmente sea aplicable como agente terapéutico es un salto muy grande”, agregó. “Hay que hacer más estudios, que el compuesto actúe de manera correcta y no tenga efectos secundarios, por ejemplo”, finalizó Spanevello.

Que la gente no crea que esto actúa poniendo soja al mate. El compuesto no está en la cascarilla sino que lo producimos al tratarla en forma térmica; la transformamos, rompemos la molécula de celulosa y ahí se genera el compuesto”, detalló el científico. Su colega García Véscovi explicó que el método desarrollado “permite identificar en un conjunto de compuestos, como el bioaceite, cuál es bioactivo enfrentándolo con la bacteria patógena en estudio, para que sea ésta la que seleccione el agente capaz de afectarla”. 

Por su parte, Gastón Viarengo dijo que de ahora en adelante el trabajo interdisciplinario “se seguirá potenciando porque los químicos podrán hacer modificaciones en el compuesto”. “Y nosotros probar cuál es la reacción de la bacteria en un ida y vuelta hasta lograr optimizar la acción de estos derivados”, expuso el becario del en el IBR. Para la Organización Mundial de la Salud (OMS) la salmonella es una de las cuatro principales causas de enfermedades diarreicas y si bien la mayoría de los casos son leves, algunas veces pueden ser mortales.