Música
home > Política y Ciudadanía > Critican el plan estratégico del CONICET
Critican el plan estratégico del CONICET

21/07/2017

El plan estratégico presentado por las autoridades del CONICET es considerado como una manera de legitimar las políticas de ajuste llevadas adelante desde finales de 2015

Foto - Facebook: Conicet Rosario

La comunidad científica manifestó su enojo a raíz de la elaboración de un plan estratégico llevado adelante por las autoridades del organismo. Aseguran que utiliza una metodología aplicada en el ámbito empresarial y con la participación restringida del conjunto de los trabajadores. Consideran que es una maniobra para legitimar las políticas de ajuste, achicamiento y privatización en favor de intereses económicos. Por tal motivo no lo llaman plan estratégico sino estrategia planificada.

Si bien se destaca que el diagnóstico realizado pone en el tapete temas importantes para el andar del organismo, manifiestan que no hayan sido analizados con la profundidad que requieren. La realización de un plan estratégico es la base de una política que debería trascender el tiempo y las gestiones, abarcando aspectos sensibles de la vida del organismo. Por tal motivo critican la escasa participación de los actores afectados e interesados en dicho plan, ya que sólo un grupo pequeño estuvo en su planteamiento.

Armando Cassinera, delegado de ATE – CONICET, manifestó en comunicación con el portal de Radio UNR: “Llegó de sorpresa ya que nadie sabía que esto se estaba realizando. Los mismos actores que llevan adelante las políticas discutieron por arriba y confeccionaron un diagnóstico cuyo documento completo no se conoce”. En ese sentido explicó: “Reunieron a todos los directores de los Centro Científico Tecnológico (CCT) que hay en el país para presentarles el proyecto y le pidieron que lo bajen a los consejos directivos y no más de ahí. La actitud de los directores fue muy diversa: algunos no hicieron nada y otros se lo encargaron a un par de personas”.

“Que un plan estratégico del principal organismo de ciencia y técnica del país se haga en tres semanas de discusión por abajo es querer tratar de legitimar una política y ponerle un moño democrático a lo que ya tienen determinado”, criticó. En tal sentido marcó un paralelismo con lo acontecido con el plan Argentina 2020, “elaborado por un grupo selecto y próximo al poder, y luego del cambio de gobierno fue transgredido para dejar fuera del sistema a 500 trabajadores con derechos adquiridos”.

En ese contexto reprochan la ausencia del desarrollo de algunos puntos sustanciales que reclaman los trabajadores. “Uno de ellos pasa por el presupuesto del CONICET, que ni se menciona. No se habla de la falta de un convenio colectivo de trabajo; de la precarización laboral sobre la que está sostenido el sistema, donde más del 50 por ciento de los científicos son becarios”, indicó. También se manifestó que en la reunión general con los directores de los CCT no haya estado presente ninguno de Buenos Aires, teniendo en cuenta que si bien no tiene ninguno de estos centros, allí está el 40 por ciento de los trabajadores del organismo. “Tampoco han sido convocadas a discutir las universidades, siendo que son parte de los institutos ya que los mismos son mayoritariamente de doble dependencia a nivel nacional”, agregó.

En un documento emitido también se recrimina que no se haya permitido la participación de la sociedad con quien supuestamente se pretende interactuar. Así se deja fuera del análisis al modelo socioeconómico, el perfil industrial, el estado de la salud, educación, trabajo, vivienda y energía, justo donde se quiere incidir. La presencia de la ciencia en el modelo de acumulación y las consecuencias en el medio ambiente, la alimentación o la salud debieran ser temas centrales a la hora de plantear objetivos y direccionar la política pública.

Del mismo modo hacen énfasis en la mirada que tienen sobre el investigador, con un presunto perfil individualista, academicista y centrado en la publicación de papers. En ese sentido señalan que se debe definir un nuevo perfil. Los delegados se preguntan sobre la influencia de los mecanismos de evaluación, la asignación de recursos, los mecanismos y las estructuras e las políticas científicas en torno a esa configuración del perfil. Y en torno al sistema de evaluación critican la no publicación de los criterios de evaluación ni tampoco la implementación de las veedurías gremiales en todas las instancias.

En conclusión, consideran que es una oportunidad perdida porque “se sigue postergando la democratización real del organismo”. En ese contexto ratifican que “se apunta a consolidar un esquema neoliberal, tecnocrático, donde la vinculación tiende a modificar el financiamiento y a beneficiar a los sectores de mayor poder económico”. Y en definitiva “no se pretende eliminar el trabajo precarizado sino disminuir el otorgamiento de becas e ingresos”.