Babel era una fiesta
home > Política y Ciudadanía > Despidos y cierres, las tendencias del semestre
Despidos y cierres, las tendencias del semestre

14/07/2017

El ritmo expulsador de la economía no se detuvo en el primer semestre de 2017. La industria, la principal perjudiciada del mercado laboral

Foto : Télam
Autor:
Alejandro Arnoletti

La crisis en el mercado laboral no tuvo un freno en el primer semestre del 2017. La preocupación por la pérdida de los empleos continuó al frente de las problemáticas ya que en los primeros seis meses del año 22.369 personas fueron expulsadas del mercado laboral. El sector privado continúa siendo el motor de la situación, ya que representa el 91 por ciento de los casos.

Un informe del Centro de Economía Política Argentina (Centro CEPA) indica que entre el 1º de enero y el 30 de junio se contabilizaron 22.369 despidos y suspensiones, marcando un promedio de 3.728 casos mensuales. En el sector privado fueron 20.423 (91 por ciento; mientras que en el público, 1946 (9 por ciento). Si se considera desde la llegada de Mauricio Macri a Casa Rosada, se presentaron 264.143 situaciones. El 71 por ciento (187.617 personas) ocurrieron en el sector privado, mientras que el 29 por ciento restante (76.526 personas) en el público.


En el interior del sector privado fue la industria la principal responsable de los despidos y las suspensiones. En el primer semestre del año alcanzaron a las 20.423 situaciones, representando a casi el 70 por ciento de ellas. En el acumulado desde diciembre de 2015, llegan a las 102.053. Luego se encuentran la construcción, con 60.626 casos; los servicios, 17.831 y el sector primario, 7.107 situaciones.

En el primer trimestre de 2017 los despidos y suspensiones en la industria significaron el 74 por ciento del total y bajó al 62 por ciento en el segundo trimestre. Un efecto contrario tuvieron los servicios, que pasaron de significar el 23 por ciento en los primeros tres meses, al 36 por ciento en el segundo. El relevamiento permite concluir que uno de cada cuatro despidos del segundo trimestre se relacionó con el cierre de empresas o plantas. Pero en el caso de la industria, la proporción fue aún mayor, con uno de cada tres casos.

En una clasificación de los despidos y suspensiones dentro del sector secundario de la economía, se encuentra que el rubro textil fue el más damnificado, con 1.312 situaciones. En los primeros seis meses del año registraron 1.100 suspensiones, 185 despidos y 27 despidos por cierre. Por su parte el rubro de los alimentos y bebidas fue en el que tuvo la mayor incidencia los despidos por cierre, con 727 de un total de 929. En tanto que el del petróleo se mostró en tercer lugar, con un 100 por ciento de expulsiones por despidos, sin bajar las persianas de empresas.

Desmenuzando el sector terciario de la economía, el de los servicios, se encuentra que existieron 3.234 despidos y suspensiones. El comercio tuvo 2.154 casos, con 1.013 despidos y 992 suspensiones. La incidencia fue de casi el 70 por ciento.

El informe del Centro CEPA también hizo énfasis en otra de las preocupaciones de los trabajadores, la caída del poder adquisitivo. El Salario Mínimo Vital y Móvil se movió en un piso de aproximadamente seis puntos porcentuales por debajo del promedio del período previo. Entre diciembre de 2012 y mismo mes de 2015 alcanzó el 96,71 por ciento, mientras que entre diciembre de 2015 y mayo de 2017 llegó al 90,94 por ciento. Esa reducción de 5,77 puntos porcentuales en el poder adquisitivo puede ser aún mayor si se considera la inflación mensual del 1 por ciento. En ese caso el promedio alcanzó el 90,54 por ciento, reafirmando el piso de seis puntos por debajo de la etapa anterior.