Lo que es la ciencia
home > Política y Ciudadanía > Acebal protestó por la crisis en la industria del calzado
Acebal protestó por la crisis en la industria del calzado

13/07/2017

El 60 por ciento de la economía de Acebal depende de la industria del calzado. La crisis del sector puede determinar que 350 familias queden en la calle

Foto: Comuna de Acebal

Un elevado porcentaje de los habitantes de Acebal se hizo presente en la plaza central para pedir una intervención “urgente” ante la crítica situación de la industria del calzado. La economía de la localidad es representada en alrededor del 60 por ciento por este sector. Los habitantes del lugar buscan evitar el cierre de los 35 talleres locales, que dejarían en la calle a alrededor de 350 familias.

Fabricantes, trabajadores y pobladores sostienen que “así no se puede seguir”. Entre las causas de la crisis encuentran a la “caída del consumo” y “la apertura indiscriminada de las importaciones”. Por tal motivo dos talleres ya cerraron y algunos empresarios ya tomaron la determinación de suspender a su personal por falta de trabajo.

 

 

El presidente comunal de la localidad, Daniel Siliano, aseguró que “los fabricantes de calzado se juntaron por las complicaciones de la producción debido a las bajas ventas”. En ese sentido agregó que “el objetivo principal es que no se sigan perdiendo fuentes de trabajo”. “La falta de ventas y las importaciones causan que no puedan producir como antes”, sostuvo y resaltó: “Esta crisis ya la vivimos en otro momento, si a la falta de consumo no la cambian con el cierre de exportación y el control del contrabando de mercadería no va a haber una solución pronta para los fabricante y trabajadores”.

El funcionario explicó que “se elevaron notas a todos los ministerios, al gobernador Lifschitz y a diputados y senadores; todos están al tanto de lo que pasa con la industria del calzado”. La caída de este sector implica a otros relacionados, por lo que “también corren riesgos otros trabajos derivados de esta industria, como las personas que trabajan en sus domicilios”. La producción de unos 40 millones de pares de zapatos al año en los 35 talleres bajó considerablemente “desde la apertura de importaciones”.

 

 

Siliano contó que a través de una ordenanza la comuna decretó la emergencia económica en la industria del calzado, lo cual repercute en la exención del derecho de inspección. “No es mucho pero es un mensaje que queremos dar desde la comuna”, dijo. Este lunes se llevará a cabo una reunión en la Cámara de la Industria del Calzado, con la participación de empresarios del sector, funcionarios de la provincia y representantes del Ministerio de la Producción nacional.