">
La marca de la almohada
home > Política y Ciudadanía > El sector audiovisual rosarino se pronunció a favor del INCAA
El sector audiovisual rosarino se pronunció a favor del INCAA

18/04/2017

Cerca de 300 integrantes del rubro audiovisual expresaron su "preocupación" por los ataques a "la legalidad y transparencia del sector cinematográfico"

Foto: Cepiar

Alrededor de 300 realizadores audiovisuales, productores, técnicos y actores participaron de una asamblea desarrollada en Plataforma Lavardén. El encuentro contó además con la participación además de diversas organizaciones y entidades profesionales como la Cámara de Empresas Productoras de la Industria Audiovisual (CEPIAR). Allí se consensuó un documento que expresa la “preocupación” por los ataques a la “legalidad y transparencia del sector cinematográfico”.

En el texto elaborado se propone la defensa de la “autarquía del INCAA y la plena vigencia de la Ley de Cine”. Asimismo exigen “que no se afecten los mecanismos de financiamiento” y se defienda “la ley vigente de servicios audiovisuales y su plena aplicación”. Del mismo modo repudian “las operaciones de desprestigio del cine nacional”.

Los asistentes denunciaron “acciones políticas y operaciones mediáticas” que trataron de instalar un cono de dudas sobre la legitimidad, legalidad y transparencia del sector cinematográfico. Además resaltaron que a través de “denuncias cargadas de errores y falsedades” buscaron confundir a la población con el objetivo de desgastar una industria clave en la conformación de la industria cultural y que hace a la defensa de nuestra soberanía.

 

 

Del mismo modo recordaron los aportes fijos que establece la Ley de Cine para el Fondo de Fomento a la Industria Cinematográfica. Entre ellos se incluye el 10 por ciento del valor de la entrada que paga cada espectador para ir al cine y de los cánones que pagan las concesionarias de radio y los canales de TV abierta y de cable. Con la Ley de Convergencia Digital que promueve el Estado, los canales pasarían a ser compañías de telecomunicaciones y ya no deberían cumplir con el pago de ese canon.

Por otra parte, se denuncia que el Gobierno “tomó por asalto el INCAA” con la idea de desfinanciarlo y vaciar el Fondo de Fomento Cinematográfico. También se corre con la posibilidad de atentar con el ENERC, la escuela de cinematografía que depende del INCAA. Esta situación podría ser “la puerta de destrucción de la industria audiovisual” y comparan con lo acontecido en Brasil durante el Gobierno de Collor de Melo.