Escuchar en vivo
La discoteca del Sereno
home > Especiales > Los Tiburones y una nueva hazaña de deporte e inclusión
Los Tiburones y una nueva hazaña de deporte e inclusión

10/03/2017

Los Tiburones del Paraná unirán a nado Arroyo Seco y San Nicolás en el marco de dos jornadas en el agua, de las que participarán 300 nadadores

Autor:
Alejandro Arnoletti

Una nueva proeza de los Tiburones del Paraná. Una más como ya nos tienen habituados. En una experiencia única en el mundo volverán a nadar en el río, en dos jornadas que prometen ser muy emotivas. Trescientos nadadores con y sin discapacidad realizarán distintas pruebas, que incluyen una peregrinación desde Arroyo Seco a la Virgen de San Nicolás, con alrededor de 40 km de recorrido.

La decimoctava experiencia de nado en aguas abiertas y octava integrada comienza este sábado a las 11 en el Arroyo Seco Rowing Club. Allí habrá una amplia gama de actividades para todas las edades. Participarán los microtiburones (bebés); los minitiburones (niños de 4, 5 y 6 años) completarán pruebas de 500 metros y los mayores, de 1000 metros. Alrededor de 160 nadadores formarán parte de esta prueba, reservada para aquellos que recién aprendieron a nadar o que van a debutar en aguas abiertas.

 

Pero hay una persona que este sábado se robará todas las miradas. Miguel, un nadador de 97 años, completará una prueba de un kilómetro. Patricio Huerga, el entrenador de los Tiburones, contó al portal de Radio UNR: “Fue nadador cuando era joven y lo hizo con las más grandes leyendas de la actividad, es como un pedazo de historia viva que se acercó, volvió a nadar y hace un año entrena con nosotros”. Sobre esta prueba en especial explicó: “Cuando le planteamos la vuelta al Paraná se entusiasmó mucho, trabajó durante todo 2016 y con las precauciones del caso ha venido muy bien. El sábado pasado practicó en el río, esta semana en la pileta y buscamos estrategias para que no se canse o agite demasiado y le resulte placentero”.

 

 

La apuesta es muy fuerte para este domingo. Una cantidad similar de nadadores con y sin discapacidad peregrinarán de Arroyo Seco hasta el Balneario Municipal del Arroyo Yaguarón, debajo de la Basílica de la Virgen de San Nicolás. La prueba presenta una extensión de unos 40 kilómetros; 32 por el río Paraná y los 8 restantes por el arroyo Yaguarón. “Para nosotros es un gusto muy grande poder realizar esta actividad. Como toda la gente va caminando, los Tiburones van nadando”, expresó Huerga y agregó: “Se van a tirar en grupos de a diez nadadores y el objetivo es que lleguen juntos, esperándose y alentándose mutuamente. Ése es el carácter de la experiencia”.

Esta actividad es producto de un año de arduo trabajo. La experiencia fue planteada incluso antes de realizar la correspondiente a 2016 y representó todo un estímulo para los Tiburones. “En febrero del año pasado dijimos que volvíamos al Paraná, antes de hacer el nado nocturno en Colón. Una vez que se trazan los objetivos, trabajamos en pos de ellos”, narró el entrenador. Asimismo dijo: “Se arma todo un entusiasmo en general porque los Tiburones quieren entrenar para participar de la peregrinación y tirarse al río. Es un estímulo muy fuerte que lo usamos para trabajar mejor durante todo el año”.

 

 

Las hazañas de los Tiburones son fruto del trabajo realizado durante todo el año en el complejo de la Escuela de Natación Integral Arroyo Seco (E.N.I.A.S). Fue creado en el año 1998 y contaba con siete nadadores con discapacidad, que por primera vez nadaban un kilómetro en el río. “Hoy ya son más de trescientas personas integradas con y sin discapacidad, que vienen trabajando juntas. Asisten desde bebés hasta adultos, separados por edades, y entrenan con los mismos profesores, planes de trabajo y objetivos”, contó Huerga.

Además de la enseñanza deportiva, el trabajo es una fuente de aprendizaje diaria. “Lo lindo es la convivencia permanente. Eso le trae más beneficio a las personas sin discapacidad porque aprenden a ver la vida de otra manera, a ser más pacientes, a tolerar la diferencia, a saber que cada persona tiene sus características y sus tiempos de aprendizaje”, señaló el entrenador y agregó: “Se necesitan mutuamente y todo eso es muy lindo vivenciarlo. Es muy satisfactorio”.

 

 

Los Tiburones hicieron distintas experiencias que se transformaron en verdaderas hazañas. Una de las más destacadas aconteció en el 2012, cuando unieron Argentina y Uruguay cruzando el río Uruguay. Partieron desde Colón (Entre Ríos) y llegaron a Paysandú, uniendo a dos pueblos hermanos a través del nado. Esta proeza fue reflejada en el proyecto transmedia “Abrazos de Agua”, dirigida por el Lic. Juan Mascardi, que cuenta la prueba y también cómo es la vida de los deportistas fuera del agua. “El trabajo todavía está dando vueltas porque lo seguimos presentando en los lugares que nos invitan; universidades, clubes, sindicatos, espacios públicos y privados. Tiene más de 70 presentaciones”, contó Patricio Huerga.

 

 

Otra de las experiencias fue el desarrollo de la prueba entre Arroyo Seco y Rosario, en 2014, con la participación de 250 nadadores. Además otra incursión en el río Paraná fue registrada en el ciclo de crónicas televisivas “Sustancias Elementales”, también dirigida por el Lic. Juan Mascardi. Dos pruebas nocturnas se anotan en la trayectoria los Tiburones; la primera en el Paraná en 2004 y la última, en 2016, en el lago de Colón (Buenos Aires).

 

 

El complejo E.N.I.A.S. está abierto de lunes a viernes de 17 a 22. “A quien esté interesado en conocer nuestro trabajo lo invitamos a venir, a conversar y a ver cómo lo hacemos, que no es estructurado”, dijo el entrenador de nado. “Tenemos una pileta climatizada cubierta de 25 metros, otra pileta chica y un gimnasio de 800 m2, donde se desarrollan actividades como básquet, vóley, handball, teatro y danza”, contó y agregó: “La característica es que tienen que ser tareas integradas entre personas con y sin discapacidad. Apuntamos al juego, que es muy importante”. El espíritu deportivo, la inclusión y el valor de la diversidad inundarán 40 kilómetros desde Arroyo Seco a San Nicolás, gracias a una nueva proeza de los Tiburones del Paraná.