home > Especiales > Por Laura y María Florencia
Por Laura y María Florencia

19/11/2016

Se cumplieron cuatro años de la trágica muerte de Laura Sena y María Florencia Crovetto. La audiencia por el juicio contra el Estado recién comienza en 2018

Foto: La Capital
Autor:
Alejandro Arnoletti

El largo peregrinar de los familiares de las víctimas en siniestros viales recorre distintas esferas. Van desde el dolor por la ausencia de esa persona cercana hasta el trabajo por nuevas leyes que se adecuen a la realidad, a pesar del desinterés de parte del sector político. Y eso les consume gran parte de sus vidas. En el medio está la lucha en la Justicia para que los homicidas al volante reciban penas acordes al hecho realizado.

Mariana Sena es integrante de las asociaciones “Compromiso Vial” y “Puente Estrella”. Dos familiares perdieron la vida producto a un siniestro vial en el kilómetro 16 del puente Rosario – Victoria, en junio de 2012. El responsable del hecho, que huyó tras haberlo cometido, recibió una pena de tres años en suspenso pero no pasó ni un sólo día en prisión, a pesar de contar con antecedentes de este tipo. Incluso no podía ser localizado por la policía y se presentó a la Justicia el último día antes de ser declarado en rebeldía.

 

 

Múltiples irregularidades llevaron a este desenlace fatal. La colisión en sí se produjo a raíz de que Francisco Ariel Álvarez, a bordo de un Volkswagen Gol, efectuó una maniobra de sobrepaso a un camión. Ese accionar estaba prohibido por la señalización con doble línea amarilla en una curva y el angosto espacio del camino. El auto de Álvarez impactó de frente con el que se trasladaban los familiares de Sena.

María Florencia Crovetto, de 30 años, murió en el acto; su madre, Laura Sena, de 45 años y hermana de Mariana, agonizó durante cien días en terapia intensiva antes de fallecer. Santiago, esposo de Florencia, estuvo atrapado en el auto hasta que los bomberos lo pudieron rescatar y Clara, una hija de ambos de sólo 16 meses, resultó ilesa. A cuatro años aún sigue la pelea en la Justicia para responsabilizar a los culpables.

 

Kilómetro 16 - Ruta Nacional 174 / Google Street View

 

En la instancia penal Francisco Ariel Álvarez tuvo su condena de 3 años en suspenso. Es decir que no recibió nada, terminó el juicio y se fue a su casa, al igual que como huyó. Le dieron una inhabilitación de 10 años para conducir, pero el registro ya estaba vencido así que no sé a quién se inhabilitó. Y con el manto de sospecha sobre a quién controla el Estado”, manifestó Mariana Sena al portal de Radio UNR. “Vive en La Matanza y estuvimos 3 años para localizarlo porque la policía no lo podía hacer. Hubiese sido fantástico que se lo declarara en rebeldía porque ya tenía antecedentes de haber chocado y matado a otra persona en el norte de Chaco. Pero la causa prescribió, hizo la del manual, volvió a manejar, volvió a chocar y volvió a matar”, agregó.

Si bien no pasó un solo día preso, el juicio casi se suspende. El culpable estuvo cerca de ser beneficiado con una probation, en la que se le ofreció pintar el templo al que asiste, pero fue rechazado por los familiares de las víctimas. “Gracias a la prensa y a Sonia Tessa, de Rosario 12, que hizo una nota logramos que no le otorgaran la probation y llevarlo a juicio”, contó Sena.

 

Doble línea amarilla en la zona del siniestro / Google Street View

 

Ahora la situación judicial pasa por la instancia civil. “Vamos contra la concesionaria, Puentes del Litoral; contra la ambulancia, porque llegamos antes que ellos”, contó Sena y agregó: “El siniestro vial lo mencionamos además porque no se hicieron los controles, no existe banquina y por ese motivo no hubo posibilidad de una asistencia inmediata ya que los vehículos no podían llegar de forma correcta”. “No sé qué va a pasar porque la concesionaria se fue en 2014 sin mediar nada, lo denunciamos pero todos están en el mismo baile”, agregó Sena. La empresa Puentes del Litoral S.A. disolvió su sociedad en 2014 y fue reemplazada por la firma Caminos del Río Uruguay, responsable por ejemplo del puente Zárate – Brazo Largo.

Mariana Sena explicó: “Para nosotros lo civil pasa por sentar al Estado en el banquillo de los acusados. Sabemos que va a ser muy difícil pero como familiares nos merecemos una respuesta del Estado acerca de qué van a hacer y por qué no hicieron las ocsas que debían hacer 10 años”. “La traza de la Ruta Nacional Nº 174 era, según el pliego, de una doble traza y no una ruta y sólo lo hicieron en el tramo del puente”, dijo y agregó: “Queremos que alguien nos explique jurídicamente qué pasó y por qué no lo hicieron”. La audiencia está prevista recién para 2018, seis años después del siniestro.

 

Puente Rosario - Victoria / Google Street View