Música
home > Especiales > La seguridad vial, una deuda nacional
La seguridad vial, una deuda nacional

11/11/2016

Familiares de víctimas de siniestros viales reclaman la aprobación de leyes que tiendan a paliar la problemática. En 2015 murieron 7472 personas en Argentina, lo que hace un promedio de 21 fallecidos por día

Foto: Qué digital
Autor:
Alejandro Arnoletti

La seguridad vial sigue siendo una de las grandes falencias de nuestro país. Según estadísticas de la Asociación Civil “Luchemos por la Vida” se registraron 7472 muertes en 2015 producto a siniestros viales. Esto hace un promedio de 21 fallecidos por día. La provincia de Santa Fe se ubicó en el segundo lugar del ranking nacional con 771 casos, sólo superada por la provincia de Buenos Aires, que tuvo 2322.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud estimó que en 2015 se produjeron 13,6 muertes por cada 100 mil habitantes en la Argentina. Esto nos ubica en la mitad de escalafón mundial, muy lejos del promedio de 73,4 casos de Libia y del 1,9 o 2,8 de Micronesia y Suecia, respectivamente. En nuestra región Brasil tiene la situación más compleja, con 23,4 casos cada 100 mil habitantes; seguida por Bolivia (23,2) y Paraguay (20,7). Dentro del penoso panorama, Chile presenta un mejor número que Argentina con un promedio de 12,4 casos.

La irresponsabilidad al volante, el estado de las rutas y caminos, la falta de compromiso de ciertos sectores del poder político y la laxitud de las Leyes y su aplicación se complementan para presentar una realidad que no mejora con el paso de los años. Según la OMS las lesiones causadas por el tránsito fueron la octava causa mundial de muerte y la primera entre las personas entre 18 a 29 años, en 2013. En Argentina la siniestralidad vial es la primera causa de muerte en personas de hasta 35 años.

 

 

En la actualidad dos proyectos que buscan cambiar la situación se destacan a nivel nacional y provincial. Uno es el que impulsa la Asociación Madres del Dolor, con Viviam Perrone como abanderada, para poder modificar la Ley Vial a través del artículo 84 del Código Penal. A nivel provincial, el senador por Rosario Miguel Cappiello impulsa la tolerancia cero al alcohol al volante.

Viviam Perrone es referente de la Asociación Madres del Dolor y mamá de Kevin Sedano. Su hijo tenía 14 años cuando en la madrugada porteña del 1º de mayo de 2002 fue atropellado y abandonado por Eduardo Alexis Sukiassian. Falleció el 8 de mayo de ese año, tras estar una semana internado. La familia de la víctima luchó para que el hecho no sea visto como un accidente, sino como un homicidio vial.

 

Organización Mundial de la Salud

 

Sukiassian fue condenado en 2007 a tres años de prisión efectiva, bajo la carátula de homicidio culposo por el Tribunal Oral Nº 7 de San Isidro. Dos meses después fue excarcelado y recibió prisión domiciliaria. Perrone denunció este año que Sukiassian fue autorizado a poder sacar su carné de manejo: "El juez Alejandro David de Ejecución Penal N°1 de San Isidro considera que Sukiassian, asesino de Sedano, ya puede conducir aunque la sentencia efectiva de la Corte Suprema de La Nacion no le permite hacerlo hasta 2019".

En relación al proyecto presentado, el mismo se vincula con el artículo 84 del Código Penal, que establece:

 

“Será reprimido con prisión de seis meses a cinco años e inhabilitación especial, en su caso, por cinco a diez años el que por imprudencia, negligencia, impericia en su arte o profesión o inobservancia de los reglamentos o de los deberes a su cargo, causare a otro la muerte.

El mínimo de la pena se elevará a dos años si fueren más de una las víctimas fatales, o si el hecho hubiese sido ocasionado por la conducción imprudente, negligente, inexperta, o antirreglamentaria de un vehículo automotor”.

 

El proyecto de Madres del Dolor establece un agravante de la pena, que será de tres a seis años de prisión para los conductores que provoquen muerte o lesiones graves en una serie de casos que enumera. En tanto que también incorpora el concepto de conducción temeraria. Ya obtuvo media sanción de la Cámara de Diputados, con 202 votos afirmativos y 3 abstenciones, en junio de 2015.

Desde la aprobación en la Cámara Baja no avanza en la Comisión de Justicia y Asuntos Varios del Senado, presidida por el entrerriano Pedro Guastavino. El legislador fue noticia hace unos días por decirle a Perrone que mientras ella lo siga nombrando en los medios, Facebook o Twitter “él no va a tratar el proyecto”. El senador respondió las acusaciones: "Yo le dije que lo estábamos tratando. El proyecto era malo y cuestionable. Tenemos que darnos el tiempo para debatirlo. Si lo poníamos en temario nunca iba a salir. El tema no caduca a fin de año y vamos a sacar un proyecto que valga la pena”.

 

Foto: NA

 

En Santa Fe, el senador provincial del Frente Progresista Cívico y Social, Miguel Ángel Cappiello, propuso la tolerancia cero para la alcoholemia en conductores, a diferencia del 0,5 gramos de alcohol en sangre permitido actualmente. El proyecto establece que "el conductor de cualquier tipo de vehículos que circulare con una alcoholemia superior a cero miligramos por litro de sangre, será sancionado con multa de 300 UF a 1000 UF (entre 5.787 y 19.290 pesos) más inhabilitación accesoria para conducir de 15 días a dos años".

La pena es aún mayor en casos de reincidencia. En ese sentido establece que aquel que infrinja por tercera vez la Ley, sufrirá la sanción de inhabilitación perpetua para conducir, de acuerdo a lo previsto en la iniciativa legislativa.

Las estadísticas avalan el planteo del senador. Según datos de la Agencia Provincial de Seguridad Vial en 2015 registraron 521 siniestros. En relación a los controles positivos de alcoholemia, el 64,2 por ciento se constató en fines de semana y el 35,8 por ciento, en los días laborables. La franja etaria involucrada abarca el 91,94 por ciento desde los 18 a los 50 años. Entre los 18 y 35 años, el 75 por ciento conduce motos y ciclomotores, mientras que el 91,7 por ciento, automóviles.

En comunicación con el portal de Radio UNR, Mariana Sena, familiar de víctimas de siniestros viales e integrante de las asociaciones “Compromiso Vial” y “Puente Estrella”, manifestó: “Tenemos que pedir una audiencia al presidente de la Cámara y hacer una exposición de por qué los familiares de víctimas planteamos como prioritario el alcohol cero, porque el alcohol al volante mata”. “La Ley tiene que ser clara y sancionar a aquellos que conducen con alcohol en sangre. Pero sancionar en serio porque sino no tiene sentido. Si maneja, no beba”.

Durante 2015 un proyecto similar presentado por “Compromiso Vial” se trabó en el Concejo Municipal. “Nos corrieron con toda una serie de argumentos, que fueron una falta de respeto y humanidad. ¿Cómo nos podían decir que una ensalada de fruta alteraba el estudio? Estuvimos discutiendo todo el año por un vaso de cerveza”, denunció Sena. “Nunca el Concejo en el 2015 habló de alcohol cero pero sí por las redes. En el recinto, donde ellos trabajan, no lo hablaron y con nosotros adelante. Eso fue vergonzoso, me hizo mucho daño, pero también me sirvió para aprender”, agregó.

“El sueldo y el tiempo de toda esta gente terminaron para ocuparse por un vaso de cerveza, cuando deberíamos discutir por qué se muere la gente”, reprochó Sena. En tanto, concluyó: “Es una deuda y seguirá siéndolo en tanto y en cuanto los políticos quieran quedar bien con Dios y con el diablo”.