La discoteca del Sereno
home > Especiales > "Hay una política deliberada de sacarle recursos a la ciencia y a los técnicos"
"Hay una política deliberada de sacarle recursos a la ciencia y a los técnicos"

22/10/2016

Los trabajadores del INTA reclaman contra una reducción presupuestaria de 1140 millones de pesos para el organismo en 2017

Autor:
Alejandro Arnoletti

El recorte presupuestario a la ciencia había originado una presentación de científicos en el Congreso y una manifestación con recolección de firmas de apoyo en la puerta del edificio legislativo. La problemática se extiende a otras ramas del sector, como lo es por ejemplo el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA). Los trabajadores están en alerta ante esta situación y advierten que no van “a ser la variable de ajuste”.

La disminución de fondos para el próximo año alcanza los 1140 millones de pesos que repercutirán indefectiblemente en el personal y en los proyectos científicos que están llevando adelante. Los trabajos van desde el aporte a la siembra hasta la venta de semillas al mundo, por ejemplo, pasando por cuestiones meteorológicas y su contribución al Servicio Meteorológico Nacional.

El INTA cuenta con una plantilla de 7300 agentes en todo el país, manteniéndose sin grandes modificaciones desde 2012. Ante este recorte los proyectos podrían verse modificados o suspendidos, perdiendo lo logrado e invertido hasta este momento. Incluso puede quedar sin presencia física en algunos puntos del país ante la quitta de fondos para alquileres.

Para explicar los alcances de esta problemática, el portal de Radio UNR entrevistó a Mario Romero. El secretario general de la Asociación del Personal del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (APINTA) detalló las gestiones llevadas adelante y cuál es el plan de lucha previsto, ante la falta de respuestas.

El dirigente resaltó las gestiones con diputados y senadores nacionales, quienes manifestaron su apoyo al reclamo de los trabajadores del INTA y agradeció especialmente a Diego Bossio, Juliana Di Tullio, Sergio Massa, Héctor Recalde, Oscar Romero, Edgardo Depetri, Fernanda Raverta (Buenos Aires), Luis Basterra (Formosa), Carlos Rubin, Oscar Macias (Corrientes), Guillermo Snopek (Jujuy), Gustavo Martínez Campo (Chaco), Javier David (Salta), José Luis Gioja (San Juan), Axel Kicillof, Nilda Garré, Marco Lavagna, Carla Pitiot (Ciudad Autónoma de Buenos Aires), Luis Pastori, Alex Ziegler (Misiones). También a los senadores Alfredo “Freddy” Martínez (Santa Cruz), Omar Perotti (Santa Fe), Miguel Pichetto (Río Negro), Abal Medina (Buenos Aires) y Silvina García Larraburu (Río Negro), entre otros.

Asimismo destacó el apoyo de las entidades AAPRESID, CAME, FAA, CONINAGRO y la Bolsa de comercio de Rosario. “Hemos recibido el respaldo de muchas organizaciones, de los Consejos Regionales del INTA donde están los productores de base y de cooperativas de Córdoba, Santa Fe, Patagonia sur y norte. Ahora necesitamos que nos escuchen y den marcha atrás con el ajuste”, sentenció.

 

¿Cuál es la problemática en torno al presupuesto 2017 para el INTA?

El problema que estamos viviendo en el INTA es que en el presupuesto 2017, que fue elevado por el Poder Ejecutivo al Congreso, se verifica una reducción presupuestaria de 1140 millones de pesos, de lo que el INTA presupuestó como algo lógico para que la institución funcione normalmente. Hablamos de pago de personal, funcionamiento en gastos operativos e inversiones en laboratorios, instrumental, cambios de vehículos y también la compra de revistas y material científico. Ahí se verifica toda una reducción de lo que enviaron a Diputados muy grande, donde encontramos una baja de 218 millones en el inciso de personal. Eso significa que el INTA no tendría plata para pagarle mensualmente a 629 trabajadores. Con respecto a los gastos de funcionamiento hay una reducción de casi el 30 por ciento, lo que implica que tendríamos que paralizar los programas y proyectos que se vienen llevando adelante. Eso va a llevar consigo que se pierdan ensayos o estudios que se vienen haciendo, que tienen que llevar dos o tres años de investigación. Nos encontramos a la mitad de ellos y no lo vamos a poder terminar, lo que marca una pérdida de información científica y de inversión que hizo el Estado en años anteriores. Con respecto a otros puntos importantes sobre la reducción de presupuesto, nos encontramos una reducción del 16 por ciento, con respecto al año anterior, en alquileres. El INTA, que tiene oficinas técnicas o agencias en el interior del país, no va a poder seguir alquilándolas, algunas van a tener que cerrar y va a provocar un impacto en el territorio muy importante porque ahí vamos a tener la pérdida de gente que está trabajando y la presencia del INTA en el territorio, que es muy importante para los pequeños y medianos productores.

 

Fuente: APINTA

  

¿Cuál es la relevancia del trabajo que se realiza en el INTA?

En este momento el Gobierno está diciendo que Argentina tiene que ser el supermercado del mundo y que tenemos que vender alimentos. El INTA es el organismo más importante que está trabajando en mejorar la productividad, no sólamente en granos, sino en carnes, aves y demás para ofrecer ese alimento al mundo. Pero además trabaja en la conservación de recursos naturales y el medio ambiente, temas que no son abordados por la actividad privada o algún organismo del Estado, y que son muy importantes para el futuro de las generaciones venideras. También lo hace con pequeños productores y la agricultura familiar. Si ahí no está la presencia del Estado para contener a esa gente, va a haber problemas porque no pueden comprar tecnología o pagar el asesoramiento de una persona privada.

 

Fuente: APINTA

 

Y proyectos puntuales, ¿cómo cuáles?

Algunas cosas que impactan en la vida privada del país, como la cadena de radares meteorólogicos que tenemos a lo largo de la Argentina, para el Servicio Meteorológico Nacional. Están en el INTA pero lo sirve el Servicio Meteorológico Nacional para hacer las alertas meteorológicas sobre granizos, nevadas, grandes inundaciones. El INTA lo tiene como algo importante pero si nos cortan el presupuesto, vamos a fracasar en el mantenimiento de los equipos, por ejemplo. Estamos ofreciendo al mundo las nuevas semillas de arroz que estamos generando, con sus variedades y genética, es un tema de interés mundial y vienen de otros países a comprar esos productos que fueron patentados por el INTA. Ahí tenemos cosas muy importantes. En la Pampa Húmeda, estaciones experimentales de referencia con respecto al maíz, trigo o sorgo. Lo más importante sobre siembra en el país está instalado en Manfredi, en Córdoba, ahí tenemos un grupo de personas que trabajan en siembra directa y valor agregado en origen, que son referencia en el mundo. Hoy el que conduce ese grupo está en Sudáfrica con el presidente del INTA firmando convenios internacionales.

 

Fuente: APINTA

 

¿Cómo es el plan de lucha?

Lo estamos peleando con diputados y senadores. Hemos hablado con los diferentes bloques, como el Frente para la Victoria, el PJ disidente, el Frente Renovador, tuvimos contactos con diputados nacionales de la UCR que forman parte de Cambiemos y estamos esperando una respuesta de Luciano Laspina, que es el presidente de la Comisión de Presupuesto, para ver si podemos hablar con él. Tenemos que decir que recibimos muchos apoyos de los diputados y están trabajando en ver si pueden modificar la asignación presupuestaria para el INTA. Como gremio estamos en un plan de lucha que, si no tenemos una respuesta, haríamos una movilización el 26 de noviembre al Congreso Nacional.

 

Fuente: APINTA

 

¿En qué consiste la Campaña Nacional de Afiches?

Estuvimos pegando afiches alrededor del Congreso, el INTA y en el interior del país para dar a conocer la problemática que estamos viviendo con el presupuesto 2017 y avisándole a nuestros compañeros que el 26, si no hay ninguna novedad, nos movilizamos al Congreso para reclamarle a la Comisión de Presupuesto y Hacienda que introduzcan modificaciones en lo que se elevó.  

 

Fuente: APINTA

 

¿Pudieron hablar con algún funcionario nacional?

Hablamos con el presidente del INTA, que es nuestro interlocutor del Gobierno más cercano. Tuve la oportunidad de hablar con el Presidente de la Nación en mayo, cuando firmamos la paritaria de los nacionales. Le planteé que teníamos algún problema de presupuesto y me dijo que querían trabajar con el INTA y que iba a seguir contando con presupuesto. Eso se contradice con lo que elevan, pero es un problema también de funcionarios intermedios que lo único que tienen en la cabeza es el lápiz rojo de ajustar y no están mirando dónde están haciéndolo.

 

Fuente: APINTA

 

Durante los primeros meses de gestión de Cambiemos se produjeron muchos despidos en las esferas del Estado, ¿sucedió lo mismo en el INTA?

No. En el INTA no hemos tenido esa problemática. Hasta ahora el INTA ha mantenido su plantel de personal y por ahí trasciende en los medios que en el Estado ingresó mucha gente. Estuvimos mirando la plantilla de personal desde 2012 hasta ahora y se mantiene estable en alrededor 7300 agentes. El INTA trabaja también con el programa Prohuerta, que tiene a 400 contratados del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, pero que cumplen funciones en el INTA. Y eso llega a 2.800.000 productores o familiares que tienen sus huertas familiares y que les permite alimentarse. Tenemos con el programa Cambio Rural, que viene el Ministerio de Agroindustria, un grupo muy importante de compañeros trabajando que no tienen relación directa pero si trabajan con el INTA, con 1200 grupos de 10 productores. Ahí hay una reducción muy importante que hace Agroindustria, con una reducción de 500 grupos. Apuntan a un recorte y el que hicieron en Agricultura Familiar, que fue muy importante también.

 

Fuente: APINTA

 

Es muy común la comparación de esta etapa con la acontecida en la década del 90. ¿Qué visión tiene según el área que integra?

Llevo 37 años trabajadno en el INTA. Estos intentos de empezar a trabajar sobre los organismos de ciencia y técnica son muy parecidos a los que vivimos en los 90. Uno no quiere alarmar a los compañeros pero sí le vamos manifestando que esto lo hemos vivido. Primero lo ajustan con personal; si uno lo defiende con el personal, por ahí te quitan la plata para funcionar y al año siguiente te dicen que tenés una cáscara de gente que no hace nada. Entonces empiezan con retiros voluntarios, disponibilidades. Lo vivimos en los 90 y como gremio estamos muy atentos y no queremos llegar a esos niveles. En este ajuste no nos mandaron a lavar los platos pero es similar. Es más sutil, no lo dijeron, pero si aplican un mismo presupuesto es como te dijeran que te vayas a lavar los platos.

 

¿Es posible una nueva fuga de cerebros?

Fíjate lo que dijo Lino Barañao. Habló de que algunos profesionales se tienen que ir del país, que sería lo mejor. Recuperamos 1200 científicos, investigadores y técnicos y ahora el Ministro de Ciencia y Tecnología dice que sería bueno que se vayan afuera. Y siendo la misma persona que estuvo en el otro Gobierno.

 

Otros sectores de la ciencia también reclaman contra recortes presupuestarios, pero la minería tuvo aumentó considerablemente...

Es sugestivo. Le sacamos las retenciones a la minería, le damos plata para la investigación. La verdad es que marca la política que quieren seguir. No son errores, hay una política deliberada de sacarle recursos a la ciencia y a los técnicos.