La marca de la almohada
home > Tecnología y Medios > La telefonía móvil, en el centro de los problemas
La telefonía móvil, en el centro de los problemas

21/06/2016

Un nuevo informe a nivel mundial ubica a la Argentina entre los países que ofrecen peores condiciones del servicio de telefonía móvil a los usuarios

Autor:
Alejandro Arnoletti

Un reciente estudio de la plataforma de medición colaborativa del servicio de telefonía móvil, OpenSignal, volvió a reflejar las fuertes deficiencias del sistema en Argentina. Esto debe contextualizarse con otras variables como son la oferta, la cobertura, denuncias en oficinas de consumidores y costos para tener una clara radiografía del sistema en nuestro país. Todo hace concluir las importantes deficiencias que tiene para los usuarios.

La publicación tomó 38.713.744 datos anónimos provistos por más de 16633 usuarios entre enero y marzo de este año. Mostró que la disponibilidad 4G de las tres compañías móviles superan el 40 por ciento del total, indicador que fue en aumento y que implica el tiempo que los usuarios estuvieron conectados. Allí se marcan promedios del 63 por ciento, en el caso de Movistar (de Telefónica), al 41 por ciento, de Claro (Grupo Carso, de Carlos Slim). En el medio aparece Personal (de Telecom), con un 51 por ciento. Los porcentajes fluctúan según las distintas localidades del país ya que la cobertura no es uniforme en toda la Argentina. Si bien la compañía de origen español sigue liderando el mercado, sus competidoras tienen un crecimiento en relación a noviembre de 2015. En esa oportunidad no llegaban al 40 por ciento.

 

 

Otro punto negativo está dado por la velocidad del servicio 4G. El relevamiento presenta que el promedio entre las tres prestadoras ronda los 9 Mbps. La cifra es inferior al anterior estudio y está muy lejos de los estándares internacionales. El descenso era previsible a raíz de la incorporación de más equipos al sistema, con la misma disponibilidad de la red. Según el informe Argentina está en este ítem en el puesto 56, dentro de un ranking que cuenta a 68 países. El primero es Singapur, con un promedio de 37 Mbps. Cerca de los patrones europeos, los mejores niveles de la región los tienen Ecuador y Colombia con 17 y 15 Mbps, respectivamente. La Argentina también tiene peores números que Brasil, Chile y Uruguay, con 12 Mbps; Perú y Venezuela, con 10 Mbps y mejor que Bolivia, con 6 Mbps.

En el caso de Personal, la velocidad es de 10,09 Mbps; seguido por Movistar, con 8.99 Mbps y Claro, con 8.48 Mbps. El panorama puede empeorar a raíz de la iniciativa del Gobierno de reemplazar viejos modelos de celulares por smartphones. Si esta medida no está acompañada por una mayor inversión en las redes el sistema va a congestionarse aún más, dificultando los servicios. En torno a las prestaciones 3G las compañías en Argentina brindan servicios similares entre ellas. En este caso Personal lleva la delantera con una velocidad de 2,21 Mbps; seguida por Movistar, con 1,97 Mbps y tercera se encuentra Claro, con 1.74 Mbps.

 

 

La problemática de la telefonía móvil en nuestro país no es nueva. Hasta finales del año pasado había 37 millones de líneas, aunque si se sumaba el total de líneas declaradas, la cifra llegaba a 62 millones. Es decir, había más celulares que argentinos en el país. En cuanto a los smartphones; 11,5 millones de equipos correspondían a esta gama y ubicaba a nuestro país dentro de los 25 con mayor cantidad de usuarios de este tipo.

Otro relevamiento internacional, denominado “Primer estudio de planes celulares en América Latina” y desarrollado por la aplicación española Weplan, mostró el déficit de ofertas. Argentina está entre los que menos opciones de elección presentan en el mundo y está muy lejos de otras naciones hispanoparlantes. Al momento del estudio había sólo 39 planes, completamente distante de las 474 opciones españolas, 190 chilenas, 184 colombianas, 120 mexicanas y 118 brasileñas.

Las problemáticas argentinas en torno a la telefonía móvil también están dadas por los precios. El gasto medio en nuestro país es el más alto de los casos estudiados. La tabla de posiciones es encabezada con $ 293 de promedio. Luego se encuentran México ($ 275), Brasil ($ 274) y Perú ($ 262). En España, por su parte, el promedio es de $ 183. En un mercado tan concentrado, los usuarios deben pagar lo que las empresas establezcan por más que el servicio no lo amerite. Por ejemplo España, que es el país de menor costo, tiene a 35 operadores compitiendo; México cuenta con 10; Colombia y Chile, 9 y Brasil, 8.

Otra derivación  está dada por la cantidad de reclamos. La Dirección de Defensa al Consumidor de la provincia reveló que hasta el 23 de mayo se registraron 875 denuncias en Rosario. De la totalidad, 175 estaban vinculadas a la telefonía móvil y encabezaba la lista. El principal motivo es la recepción de mensajes de texto no deseados. Según el director de Defensa al Consumidor provincial, Leonardo Gianzone, esos casos se resuelven “en un 90 por ciento” pero aseveró que la telefonía móvil es el principal problema. "Los reclamos tienen que ver con planes de datos, fallas en las comunicaciones,  minutos de abono que se cortan antes de lo previsto y con la facturación de rubros que no se solicitaron como los mensajes por premios o de contenido. Estos últimos tienen un alto valor y lo descuentan del plan del usuario sin que lo haya pedido", detalló.

En Buenos Aires el panorama no es distinto. En el lapso marzo – septiembre de 2015 el 51 por ciento de los usuarios tuvo problemas. Los datos se desprenden de una encuesta realizada por la consultora Poliarquía con base en 1997 casos para la Comisión de Defensa al Consumidor del Consejo Económico y Social de la Ciudad de Buenos Aires. El 63 por ciento de los encuestados realizó algún reclamo y de ellos, el 90 por ciento lo hizo con su prestadora de servicio y apenas un 6 por ciento además con otro organismo.